Al reconocer que es grave el fenómeno de niños migrantes no acompañados, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que su gobierno protegerá a los menores porque es un tema de mayor preocupación, debido a los riesgos que pueden ocurrir en su tránsito a Estados Unidos.

“Vamos a cuidar a los niños, esa fue una instrucción que di hoy en la mañana porque los traficantes de indocumentados están utilizando a los niños y es una gravísima violación de derechos humanos”, dijo en su  conferencia mañanera de este martes luego de que el gobierno de Estados Unidos informó que llegó un acuerdo con México para reforzar la seguridad en la frontera sur y brindar atención a los migrantes. 

El Presidente recordó que hay casos en los que los niños se quedan solos porque “nada más los utilizan los traficantes de migrantes, los coyotes, polleros”, por lo que se tiene que cuidar a los menores.

Señaló que la directora del Sistema Nacional DIF, Rocío García Pérez, despachará desde Tapachula, Chiapas, para atender esta situación e impedir que usen a menores para ingresar a Estados Unidos.

“Va la oficina del DIF; va a despachar en Tapachula, ayudar a que no se use a los niños, se va a preparar todo lo que es atención de los niños y vamos a impedir que transiten y que sean utilizados para que los adultos ingresen a Estados Unidos”, refirió.

López Obrdaor hizo un llamado a los migrantes centroamericanos, guatemaltecos, salvadoreños y hondureños a que no se utilice a los niños en esta situación migratoria. 

“Se tiene el derecho humano a vivir libre de miseria, y se busque la forma de tener trabajo y bienestar, pero no se puede luchar así utilizando niños”, señaló.

Por su lado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, expuso que el tema es un “foco rojo” para México porque los menores no acompañados sirven como “salvoconducto” para cruzar México y llegar a Estados Unidos y allá conseguir un estatus de los muchos que la ley estadounidense permite.

Mostró gráficas con cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) en donde el número de menores no acompañados presentados ante esa autoridad pasó en febrero pasado, de 9 mil 431 casos, a 18 mil 890 casos en marzo; es decir, aumentó en un 100%.

Aseguró que para atender esta problemática, el gobierno de México ha desplegado 12 funcionarios públicos de diversas dependencias como Guardia Nacional, del Instituto Nacional de Migración, del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia; además de los sistemas de salud de estados como Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Guerrero y así hasta el norte del país.

Fuente: El Universal