Los datos personales de millones de mexicanos podrían estar en peligro con la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, con el cual todos los usuarios de telefonía móvil tendrán que entregar sus datos biométricos e identificaciones oficiales a las compañías telefónicas y, según el dictamen aprobado hoy en el Senado, al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), advirtió hoy el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

En un comunicado difundido en sus redes sociales, la dependencia advirtió sobre un “riesgo potencial” en la recolección de datos biométricos que pudieran revelar información sensible de los usuarios, por lo que sugirió que sólo se obtengan los que sean adecuados para las “finalidades con las que serán recabados”.

El Instituto señaló que el manejo y la recaudación de información biométrica está relacionada con la identidad de una persona, por lo que se requiere del mayor cuidado posible, ya que cualquier vulneración puede provocar daños imposibles de reparar.

“Se advierte un riesgo potencial al permitir que el manejo de información de carácter biométrico, para fines de identificación personal, pueda ser manipulada por un número elevado de operadores de telefonía, pues se presume que serán las propias empresas las encargadas de recabar dichos datos”, añadió en un comunicado.

Además, subrayó que los datos biométricos están vinculados a “aspectos” que permiten ser asociados de manera única a una persona, por lo que se les debe considerar como “características insustituibles”.

La reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión se avaló en lo general con 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, así como en lo particular con 56 a favor, 52 en contra y siete abstenciones. El decreto se remitirá al Ejecutivo federal para crear el padrón.

En el dictamen se establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) será el encargado de instalar, operar, regular y mantener el nuevo padrón con la finalidad de coadyuvar a las autoridades en materia de seguridad pública y justicia, para combatir delitos como los secuestros y las extorsiones.

Datos solicitados

Los datos que serán recabados por el IFT de manera obligatoria serán los siguientes:

  • Nombre del titular de la línea telefónica
  • Número de celular, fecha y hora de la activación de la línea.
  • Nacionalidad del usuario.
  • Número de identificación oficial con fotografía y CURP.
  • Datos biométricos del usuario y su dirección domiciliaria.
  • Los datos del concesionario de telecomunicaciones.
  • Esquema de contratación de la línea, si es pospago o prepago.

Para el caso de las líneas móviles que se adquirieron con anterioridad, los concesionarios tendrán dos años para recabar sus registros.

Fuente: latinus