El Instituto Politécnico Nacional (IPN) entregó al Instituto Nacional Electoral (INE) la producción de pigmentador indeleble, consistente en alrededor de 330 mil aplicadores tipo plumón, que serán utilizados en la Elección del Proceso Electoral Federal 2021, considerada como la más grande en la historia de México, aseguró el Jefe de la Planta de Producción y creador del líquido indeleble, Filiberto Vázquez Dávila.

El Ingeniero Bioquímico y catedrático de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), Unidad Santo Tomás, aseveró que a pesar de que la elección se desarrollará durante la emergencia sanitaria derivada de la pandemia por COVID-19, los ciudadanos pueden estar tranquilos, porque el pigmentador indeleble no es transmisor del virus SARS-CoV-2. “La fórmula del líquido, aunque no fue hecha para contrarrestar virus y bacterias, resultó tener una alta efectividad, más que los desinfectantes comunes”.

Vázquez Dávila precisó que los aplicadores que se entregaron al INE contienen 15 mililitros de pigmentador indeleble cada uno y fueron recibidos de conformidad por las autoridades que llevarán a cabo la jornada electoral el próximo 6 de junio de 2021.

Sostuvo que al pigmentador indeleble le fueron creados sus propios candados de seguridad (para que las personas sólo puedan votar una sola ocasión en la jornada electoral) y que, inclusive, los aplicadores también contienen elementos de seguridad para que no puedan ser falsificados.

El Profesor Filiberto Vázquez enfatizó que su equipo de trabajo, integrado por 30 personas, quienes operan la Planta de Producción, laboraron con mucho empeño, para cumplir la meta. “Desde la configuración del recipiente, que consta de varias piezas, el sellado hermético, la limpieza y llenado, además de la colocación de la punta del aplicador”.

Reiteró que el líquido indeleble producido por el IPN es a prueba de cualquier compuesto químico como blanqueadores de ropa, disolventes, alcohol isopropílico, cremas o sustancias orgánicas. Recordó que han pasado 26 años desde que creó el primer pigmentador indeleble para el entonces Instituto Federal Electoral (IFE). Desde esos años este líquido ha sido utilizado para elecciones presidenciales, de gobernadores, legisladores y en sindicatos y universidades.

Finalmente, Vázquez Dávila subrayó que este desarrollo tecnológico, orgullo del Politécnico, ha coadyuvado a la legalidad de las elecciones en el país y es un elemento que ha contribuido a la defensa de la democracia por su alta efectividad.