Por unanimidad, las comisiones unidas de Justicia, y la de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República, aprobaron este miércoles la nueva Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), la cual incluye los seis cambios que hizo la colegisladora, por lo que este jueves será votada en el pleno durante su última sesión del actual periodo ordinario.

Entre las modificaciones se encuentra que la fiscalía ejerza la facultad de atracción de casos del fuero común, cuando se trate de un asunto de trascendencia social y que los afectados puedan solicitar ese ejercicio.

De igual forma la dependencia habrá de brindar atención a las víctimas u ofendidos de delitos y recibirá propuestas de líneas de investigación por parte de estas y sus asesores, para que las tome en consideración en sus investigaciones.

Esta ley, propuesta por el senador Ricardo Monreal Ávila, expide la Ley de la Fiscalía General de la República, abrogando la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, creada apenas en 2018 y reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de 65 ordenamientos legales.

Ana Lilia Rivera, presidenta de la comisión de Estudios Legislativos Segunda, reiteró el trabajo de todos los grupos parlamentarios, porque las modificaciones fueron para bien. Este sistema bicameral que tenemos en nuestro sistema parlamentario permite esas bondades.

“Es necesario y urgente que estas modificaciones se lleven al pleno para que tengamos los instrumentos que hacen falta para dar justicia y certidumbre en la defensa de los derechos de las víctimas con una fiscalía fuerte que no tenga pretextos para que, desde adentro y en su organización, evite la corrupción y la impunidad que tanto daño nos hace en este país”.

El panista Damián Zepeda, al igual de los senadores y senadores que hicieron uso de la palabra, se dijo satisfecho de los cambios que hizo la Cámara de Diputados, gracias a los consensos que genera una mejor ley que la vigente.

María Merced González, de Morena, dijo que la nueva ley de la Fiscalía, en aras de cumplir con su responsabilidad, brinda la atención integral que corresponde a las personas víctimas y ofendidas al llevar a cabo las diligencias conducentes al esclarecimiento de los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que se repare el daño en un marco de respeto a los derechos humanos.

Lucía Trasviña, de Morena, refirió que se trata de una iniciativa “nutrida” por parte de la Cámara revisora que introduce aspectos importantes como dar mayor poder a la víctima en la búsqueda de justicia, además de que familiares podrán consultar la información en un banco de datos en materia forense para identificación de cuerpos o restos humanos en el caso de personas desaparecidas.

Además, garantiza perspectiva de género y de las personas víctimas que requieran traductor por el caso específico de México donde tenemos millones de personas que hablan alguna lengua originaria.

Igualmente, dota al Ministerio Público de instrumentos eficaces para la investigación y persecución de delitos, fortaleciendo su capacidad de respuesta ante hechos delictivos y faculta a la Fiscalía solicitar la reparación del daño, la extinción de dominio y salvaguardar los derechos de la defensa.

Fuente: capital México