Francisco Garfias

El Presidente declaró ayer que los consejeros del INE y los magistrados del TEPJF son “enemigos de la democracia”.  El exabrupto —no puede llamarse de otra manera— refleja el tamaño de la frustración que AMLO siente cuando no se hace su voluntad. La víspera habíamos charlado del tema con Ricardo Monreal. Las constantes agresiones que reciben consejeros y magistrados nos hacen pensar que están en riesgo. Pero el jefe de la bancada de Morena en la Cámara alta asegura que la reforma electoral que ya se construye, no tiene en la mira desaparecerlos.

Tampoco busca que las funciones del árbitro electoral las reasuma la Secretaría de Gobernación. El Instituto, eso sí, podría pasar al ámbito del Poder Judicial. Precisó: “La reforma que se construye va a revisar las funciones del INE y el TEPJF, acotarlas al principio de legalidad. No se tiene delineado un proyecto. Se está empezando a  trabajar”, nos dijo en las oficinas del grupo de Morena en el Senado.

Monreal justifica la reforma electoral porque, afirma, el Tribunal y el Instituto extralimitaron sus funciones. 

“Los consejeros del INE se convirtieron en legisladores únicos suplantando al Poder Legislativo.  ¿Un ejemplo? Otorgar equidad en las gubernaturas. Eso es del legislador”, argumentó. Dijo más: “se van a revisar también los criterios para revocar los registros de Félix Salgado y de Morón. Hay precedentes donde aplicaron otro criterio jurídico: el de la protección de los derechos humanos. Hoy el Tribunal sepultó esos criterios. No coincido con eso porque el juzgador no es un simple observador letrístico. Tiene que aplicar justicia”.

Esta declaración de Monreal no diluye temores de lo que pueda ocurrir con el árbitro electoral y el órgano judicial. En la 4T sólo manda el de Palacio Nacional.

Antes de cambiar de tema les dejo una reflexión de Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, que leí en el epílogo del libro La democracia no se construyó en un día (Editorial Grijalbo):

“La democracia ha sido el resultado de una obra colectiva y, en consecuencia, su defensa es también responsabilidad común, una tarea que nos corresponde a todas y todos”.

*Buscamos al jefe de la bancada de Morena en el Senado para que hiciera un balance del periodo ordinario de sesiones, que ayer cerró. ¿En qué se avanzó? ¿Qué cosas se quedaron en el tintero? “El balance es positivo. Logramos consolidar reformas importantes. La de justicia, con sus leyes reglamentarias, sin entrar a la discusión del trece transitorio (Ley Zaldívar)”, nos dijo.

Se avanzó, también, en las leyes reglamentarias que están orientadas a combatir la corrupción y el nepotismo en el Poder Judicial; en la parte de austeridad y remuneración de funcionarios públicos. “La reforma en materia de pensiones es muy importante. Es el inicio de revertir el proceso de la precarización de las pensiones al que estábamos sometidos, condenados”, agregó.

Otro tema, no menor, es el de la subcontratación. Monreal asegura que el reparto de utilidades para los trabajadores va a pasar, de 20 mil millones de pesos, a cerca de 100 mil millones. Dijo: “Hay 80 mil millones de pesos (más) a repartir entre los trabajadores, y la eliminación de la simulación: que a través de figuras jurídicas se evadieran las reformas fiscales y obligaciones laborales. El balance está inclinado hacia los trabajadores y la defensa del ingreso; la consolidación de la austeridad, así como la justicia. Fue un periodo muy intenso. La pandemia nos obligó a diseñar mecanismos y estrategias del voto digital. Nos adaptamos al uso de la tecnología de la información, aunque todavía hay ciertas deficiencias”.

Presumió, eso sí, el tema de protección a los niños y la aprobación de una ley histórica: la imprescriptibilidad de los delitos cometidos contra menores abusados sexuales.

“Es una ley muy importante. Iba sólo para los ministros de culto, pero la estamos haciendo general. Cualquier persona mayor de edad es sujeto de responsabilidades si viola o abusa sexualmente de menores. Es una ley muy dura. Jurídicamente puede ser discutible. Riñe con toda la teoría del derecho penal y el derecho procesal histórico. Pero frente a la realidad, no te queda otra cosa que legislar.

“Es un regalo del Día del Niño para que todos los que abusan de menores se den cuenta que no prescribe, y que en cualquier momento pueden ser denunciados”.

*En el tintero se quedaron más de 100 minutas que envió la Cámara de Diputados. Entre ellas está la Ley de Cinematografía; una parte de derechos laborales, y lo que falta en seguridad y justicia.

Publicado en excelsior