Integrantes del Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro capitalino advirtieron que organizarán un paro de labores en las 12 líneas del sistema si no renuncia la directora general, Florencia Serranía, tras el reciente desplome de la vía elevada y la caída de un tren en la Línea 12, que provocó la muerte de 24 personas.

“Los trabajadores no hablan de un paro escalonado, hablan de un paro total de labores hasta que no se normalice la situación”, dijo en conferencia de prensa el líder Jesús Urban.

“Es inminente, es correcto, estamos convocando a esa situación, primero, hasta que no veamos la salida de la doctora Serranía y hasta que no se garanticen las condiciones de seguridad para los trabajadores”.

Este sindicato que amaga con parar labores es independiente y contrario a la organización dirigida por Fernando Espino Arévalo, quien encabeza el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC).

Urban aseguró que su organización concentra a alrededor de 8,000 trabajadores del Metro, a quienes se les está convocando para detener sus labores próximamente, aunque aún no se define el día.

Sin embargo, el Sindicato Nacional es el que agrupa a 12,400 trabajadores de base y, según fuentes del Metro, el Sindicato Mexicano tiene la toma de nota vencida y por esa razón carece de representatividad.

Además de la salida de la directora, estos sindicalistas exigen que les sean entregados equipos de seguridad nuevos.

Homero Zavala, secretario general de este sindicato, afirmó que conductores ya habían detectado fallas en el tramo de la vía elevada que colapsó, entre las estaciones Olivos y Tezonco.

“Todos los días mis compañeros inspectores y conductores pasan por ese tramo con una vibración, con un hundimiento, es algo que lo hacen ya automáticamente”, dijo en conferencia de prensa.

“La Línea 12 desde el temblor (de septiembre de 2017) necesitaba haber sido supervisada todos los días”, insistió.

El secretario consideró que, además de la Línea 12, al menos tres líneas podrían estar en condiciones de riesgo: Línea 9, Línea 5 y Línea B, que requieren una revisión urgente.

“Va Línea 9, lo hemos denunciado también, hay tramos donde no podemos avanzar a más de 35 kilómetros porque el tren se va a descarrilar”, aseguró.

Zavala insistió en la demanda de la renuncia de Serranía e incluso sostuvo que ya existiría una responsabilidad penal contra la funcionaria, por lo que ofreció el apoyo para los familiares de personas fallecidas para interponer denuncias contra la directora del Metro.

“Todo esto es generado por la falta de mantenimiento y la falta de una administración en el Metro, tenemos políticos, muy buenos políticos, pero no tenemos administradores”, agregó el secretario.

Fuente: Expansión Política