El senador Ricardo Monreal Ávila hizo un llamado a la unidad de las fuerzas progresistas, pues consideró que no pueden darse el lujo de dividirse ni de “hacerle el juego a la derecha”, ya que, lejos de avanzar por el sendero del progreso, esto puede provocar un retroceso en las libertades fundamentales de la ciudadanía.

Monreal Ávila presentó su libro “Nulidades y procedimientos sancionadores en materia electoral” en Puebla, acompañado de una docena de senadoras y senadores de Morena.

Ahí, el líder de la mayoría legislativa en el Senado pidió no confundirse ni titubear, porque el proyecto político de la izquierda no es asunto de una persona, sino que se trata de un movimiento social, de una corriente histórica única en el mundo, que ha emprendido un proceso de transformación pacífica.

“Tenemos que estar unidos, cohesionados y firmes”, toda vez que en estos comicios se juega mucho: el país, la patria, “un proyecto político” de vida para las mexicanas y los mexicanos.

El senador dijo que la izquierda en México se ha preparado para movilizarse y defender sus triunfos con manifestaciones, pero ya llegó la hora de que también pueda construir instituciones: “vamos a intentar construir un mejor país, un mejor estado, un mejor municipio”.

“Sí, sabemos tomar la calle, pero también sabemos construir instituciones; sí, sabemos protestar, pero también sabemos respetar la institución”, expresó.

El coordinador parlamentario de Morena también llamó a los órganos autónomos para que se conduzcan bajo el principio de legalidad, y refrendó el anuncio de llevar a cabo una reforma política profunda, una vez que haya concluido el proceso electoral.

Insistió en que los órganos autónomos se encuentran “en una franca rebeldía, alejándose del principio de legalidad”, por eso, “llamamos a los órganos autónomos a conducirse bajo el principio de legalidad. Eso es todo, no queremos nada indebido, no deseamos nada ilegal”.

Monreal Ávila señaló que, frente a los desaciertos de algunos consejeros del Instituto Nacional Electoral, de los órganos electorales, incluso locales, y del Tribunal Electoral, es inevitable que, una vez declarada la elección como válida, se inicie un proceso de reforma profunda, para sujetar a los órganos electorales al principio de legalidad y al Estado de derecho.

Advirtió que los consejeros electorales no pueden invadir funciones de otros poderes ni violar el principio de legalidad, al que están obligados a cumplir. Además, dijo que el Tribunal tampoco puede aplicar criterios distintos y dispares sobre las mismas resoluciones y la Corte no puede abusar de su mandato constitucional.

“Lo digo con toda responsabilidad: independientemente del resultado que se tenga vamos a ir a una reforma electoral profunda”.

Monreal Ávila aclaró que para llevar a cabo el análisis de una reforma de este tipo se invitará a académicos, estudiosos del derecho electoral, jueces, miembros de la judicatura y a la sociedad.

Además, reiteró su llamado para cerrar filas con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para no dejarlo solo ante la “fuerte embestida mediática” en su contra.

En ese sentido, exhortó a todas y todos los militantes de Morena a sumarse y apoyar como un solo equipo; especialmente, a quienes están lastimados por los procesos internos de selección de candidatas y candidatos.

Ricardo Monreal continúa su gira para promover sus más recientes libros “Nulidades y procedimientos sancionadores en materia electoral” y “21 razones para el 21. ¿Por qué continuar?”, textos para la defensa jurídica del proyecto y la difusión de los avances del movimiento.

Al encuentro asistieron las y los senadores Alejandro Armenta Mier, Julio Menchaca Salazar, Lucy Meza, María Soledad Luévano Cantú, Nestora Salgado García, Claudia Esther Balderas Espinoza y José Ramón Enríquez Herrera.

Así como Ernesto Pérez Astorga, José Antonio Cruz Álvarez Lima, María Antonia Cárdenas Mariscal, José Alfonso Pascual Solórzano Fraga, todos ellos de Morena; así como la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del PT.