La senadora Indira Rosales San Román informó que, desde el Senado de la República, llevará a cabo las acciones necesarias para iniciar un procedimiento de remoción del cargo en contra del magistrado Roberto Eduardo Sigala Aguilar, derivado de su complicidad con el gobernador Cuitláhuac García, para reprimir opositores al régimen.

La senadora aseguró que la democracia en el estado de Veracruz se encuentra en grave peligro, pues las acciones del Ejecutivo estatal reflejan una inclinación clara al autoritarismo.

Cancelando la candidatura de Yunes Márquez en Veracruz buscan silenciar a la oposición, aseveró. 

“Cuitláhuac le regaló una magistratura a la esposa del magistrado Sigala con la finalidad de tener su voto en el Tribunal contra una candidatura que las y los ciudadanos han defendido porque saben que es la mejor opción para encabezar el cambio que buscamos en Veracruz”, explicó.

Agregó que no es el primero ni el único caso en el que el Gobierno del estado utiliza a las instituciones para perseguir opositores.

Los casos de Rogelio Franco en Tuxpan, Rubén Salinas en Playa Vicente y Nicolás Ruiz en Minatitlán demuestran esta tendencia autoritaria, dijo.

“Vamos a luchar hasta las últimas consecuencias para garantizar un Tribunal Electoral autónomo e independiente en Veracruz, y vamos a pelear para que los porteños tengan el Alcalde que se merecen y al que ya eligieron”, finalizó.

En la conferencia de prensa en el Senado de la República estuvieron presentes los senadores Julen Rementería del Puerto, Damián Zepeda Vidales, Kenia López Rabadán, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz y las diputadas federales Josefina Salazar Báez y Alejandra García Morlan.