El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), figura entre las cinco peores autoridades del mundo en cuanto al manejo de la crisis sanitaria derivada por el Sars-Cov-2.

En esta lista se consideró a los líderes políticos de naciones a las que el Covid-19 dejó una huella de mortandad muy alta.

Además de “realizar pocos esfuerzos para combatir los brotes en su país, ya sea minimizando la gravedad de la pandemia, ignorando la ciencia o ignorando intervenciones de salud críticas como el distanciamiento social y los cubrebocas”.

De acuerdo con The Conversation, en primer lugar se encuentra el mandatario Narendra Modi, primer ministro de la India, un país que ha sufrido las consecuencias del Coronavirus con creces durante las últimas semanas.

Le sigue Jair Bolsonaro de Brasil, quien consideró al virus como “una pequeña gripe”, además, el país estuvo sumido en una gran crisis que dejó una gran cantidad de personas fallecidas.

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia es una personaje político que se atrevió a visitar un hospital con enfermos de Covid-19, sin una mascarilla o protección contra el virus.

Es conocido por ser un negacionista, al decir que la enfermedad no es una amenaza seria y que se podía prevenir tomando vodka, trabajando en el campo y de visita en el sauna.

Uno de los platillos fuertes fue el expresidente estadounidense, Donald Trump, quien también se encargó de minimizar las consecuencias del Coronavirus.

Las minorías (latinos y afroamericanos) sufrieron más el desarrollo de las partes más difíciles de la pandemia, mucho más que los blancos.

Se dispararon al 17,6% para los latinoamericanos, el 16,8% para los afroamericanos y el 15% para los asiáticoamericanos, en comparación con el 12,4% para los estadounidenses blancos, expresa el reporte de The Conversation.

Y por último, Andrés Manuel López Orador. Según la investigación, México sería de los países con las tasas de mortandad más altas a la par de Estados Unidos e India.

Además, el mandatario fue reacio a decretar bloqueos al inicio de la contingencia, además de seguir realizando mítines, además siempre evitó el uso de cubrebocas.

Aunque el artículo destaca que México va en camino a una recuperación, también es crítico de la política de extrema austeridad promulgada por AMLO, lo que habría creado una situación más complicada para combatir al virus.

Fuente: 24 horas