El presidente Andrés Manuel López Obrador y sus aliados han presentado una serie de controvertidas leyes que revelan una posición más radical, y las cuales no solo desafían el status quo económico e institucional, sino que también ponen en peligro elementos centrales de la democracia y la estabilidad macrofinanciera de México, advirtió Citibanamex en un estudio.

El banco señala que esas iniciativas van desde la propuesta de reforma a la Ley de Banxico a la eliminación del régimen de subcontratación de las leyes laborales, la revocación de las reformas energéticas en materia de electricidad e hidrocarburos y hasta una amplia y profunda reforma del poder judicial.

“A nuestro juicio, varios de los cambios propuestos revelan una posición más radical en la determinación del Ejecutivo de transformar las perspectivas para el país”, señala en el documento titulado Navegando las elecciones intermedias de 2021: ¿Hay alguna estrategia financiera frente a las intermedias?

Citibanamex apuntó que “los pesos y contrapesos han venido funcionando más o menos… hasta ahora”. Señaló que un par de las iniciativas mencionadas fueron desestimadas por el Congreso, como el caso del proyecto de ley sobre Banxico y también de la versión más extrema de la reforma del outsourcing.

Sobre los contrapesos que han funcionado son los fallos de las dos autoridades electorales federales. El primero contra el abuso de las leyes electorales que ayudaron a Morena a aumentar el tamaño de su bancada en 2018 y segundo para retirarle la candidatura de gobernador a los morenistas Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón como sanción por no haber cumplido con la obligación de reportar informes financieros de precampaña.

Además, dijo varias empresas afectadas por la reversión de las reformas energéticas han presentado amparos ante la Suprema Corte y solicitado la anulación de las nuevas leyes por motivos de inconstitucionalidad.

Sin embargo, dijo los resultados de las elecciones legislativas de este año podrían cambiar esa situación. Y remarcó que aún ven un camino turbulento por delante antes de que sus resultados se confirmen.

“De acuerdo con las últimas encuestas sobre las contiendas de gobernador, la ventaja de Morena se ha ido reduciendo gradual pero consistentemente a lo largo de la campaña. Esa tendencia fluida podría, de hecho, terminar alterando nuestra previsión inicial y disminuyendo el número de triunfos de gobernador para Morena, de 9 hasta 6. En cuanto a la Cámara de Diputados, en este momento, mantenemos nuestra previsión de que la coalición morenista perderá márgenes de control y que podría pasar de su actual 66 por ciento de los asientos a algo entre 53 y 56 por ciento”.

El banco advirtió que es poco probable que las elecciones culminen el 7 de junio, pues el presidente ha ido articulando gradualmente el mensaje de que las autoridades electorales están del lado de sus oponentes políticos, y que trabajan en conjunto para combatir a su gobierno.

“La incertidumbre podría extenderse hasta por tres meses después de las elecciones, ya que el TRIFE tendría hasta el último día de agosto para revisar las apelaciones electorales y emitir sentencias definitivas”.

Citibanamex añadió que varios escenarios podrían derivar en diferentes esquemas de un significativo riesgo político.

Posible depreciación del peso si Morena gana mayoría en Diputados

Citibanamex prevé que si Morena y sus aliados ganan la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, podría haber una depreciación del peso.

“Podríamos ver ajustes abruptos en los mercados locales si Morena controla la Cámara de Diputados. En el caso de que Morena y sus aliados logren controlar una mayoría de dos tercios en la cámara baja, podría verse una depreciación importante del peso. Pensamos que esto sería una corrección de corto plazo, dado que el pesimismo no se habría incorporado aún en los precios de los activos, y los inversionistas locales podrían vender activos mexicanos por temor a un deterioro gradual macroeconómico e institucional”, señaló el banco.

Fuente: El Financiero