“Un policía no puede actuar como un delincuente”, sentenció la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum. Se refería a los 72 uniformados que, desde octubre de 2019, han sido detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público por delitos como robo y extorsión en contra de la ciudadanía, así como cohecho.

El caso más reciente ocurrió este miércoles. En la zona alta de Cuautepec, en el extremo norte de la alcaldía Gustavo A. Madero, 11 policías y una mujer policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) fueron detenidos por la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), y trasladados al Reclusorio Oriente.

Entre los detenidos se encontraba el director de la Unidad de Protección Ciudadana en Gustavo A. Madero, es decir, era un mando policial.

Desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el titular de la SSC, Omar García Harfuch reportó este jueves que los uniformados fueron detenidos debido a que en febrero pasado exigieron dinero a una familia a cambio de liberar a una persona y que ésta no fuera puesta a disposición del Ministerio Público.

“Además, de acuerdo con la denuncia, los uniformados sustrajeron diversos objetos de valor y amedrentaron a los familiares”, apuntó el jefe de la policía capitalina en una conferencia de prensa en la que Sheinbaum Pardo aseguró que no se va a recular en su cruzada para erradicar la corrupción del cuerpo policial de la ciudad.

“Iniciaron trabajos de campo y de investigación como cualquier otro delito que trabajamos de delincuencia organizada o de delincuencia común y por ello este 19 de mayo en coordinación con la Fiscalía General de Justicia, se cumplimentaron órdenes de aprehensión para los elementos”, explicó García Harfuch.

“En el segundo caso ocurrido en la alcaldía Iztapalapa, de acuerdo con una carpeta de investigación iniciada también en Asuntos Internos y en la FGJ, derivado de una denuncia ciudadana realizada en el mes de diciembre de 2020, se identificó que dos policías exigieron dinero a un automovilista, de igual manera, a cambio de no ser presentado ante el agente del Ministerio Público”, añadió.

La FGJ obtuvo órdenes de aprehensión en contra de dos policías que fueron identificados por el denunciante, las cuales fueron cumplimentadas, por lo que los elementos fueron llevados también al Reclusorio Oriente para continuar con su proceso judicial.  

En días pasados una joven compartió un caso de abuso policial del que fue víctima. La noche del viernes 14 de mayo, mientras conducía su vehículo sobre avenida Patriotismo, tuvo un percance vehicular y su unidad quedó sobre la barrera que separa la ciclovía de la vía para los autos.

Cecilia Miranda acusó que los policías que llegaron a la escena del accidente la señalaron de conducir alcoholizada y drogada, lo cual se descartó con exámenes médicos. Encima de eso, narró, “cuatro policías me violentaron, esposaron, sometieron, tiraron, pisaron y, por si fuera poco, entraron a mi camioneta mientras yo estaba en el suelo, gritando por ayuda, a robar mi teléfono y credenciales”.

El titular de la SSC detalló que, desde octubre de 2019, cuando tomó el mando de la corporación, a la fecha, se han “cumplimentado 57 órdenes de aprehensión y 72 elementos policiales han sido puestos a disposición en flagrancia por diversos delitos como extorsión, robo y cohecho”.

“No vamos a tolerar agravios o daños en contra de la ciudadanía, ni actos contrarios al código de ética y los valores que rigen a esta Institución. Tenemos compañeros que verdaderamente hacen acciones heroicas todos los días (…)  La mayoría de los policías de esta secretaría está actuando de manera correcta, sacrificándose y dando una lucha superior a la delincuencia”, subrayó Harfuch.