La Fiscalía General de Ciudad de México (FGJ-CDMX) dio a conocer que concluyó el levantamiento y recolección de indicios, así como la toma de muestras en el lugar donde a principios de mes se registró el accidente de la Línea-12 que dejó un saldo de 26 personas sin vida y más de 90 lesionados, con la finalidad de llevar a cabo los dictámenes periciales correspondientes. 

En conferencia de prensa el vocero de la institución, Ulises Lara, explicó que que todos los indicios localizados y muestras obtenidas se embalan adecuadamente y se agregan al registro de cadena de custodia respectivo. Lo anterior, dijo, en plena coordinación con autoridades del Gobierno de la Ciudad, particularmente las Secretarías de Obras, así como de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, y con la presencia de notario público, para dar fe de todo lo realizado.

El funcionario informó que dicha información fue enviada a la coordinación general de Investigación Forense y Servicios Periciales para su análisis donde participan especialistas en puentes, seguridad estructural, ingeniería y arquitectura, así como otros expertos de la FGJ llevaron a cabo la extracción de 60 muestras llamadas también “corazones de concreto”, así como elementos metálicos en el tramo colapsado, mismos que se trasladaron a los talleres de la estación Tláhuac, de la Linea 12, para su investigación con la respectiva Cadena de custodia. 

“Especialistas en topografía, video y fotografía forense, así como seguridad industrial y criminalística de campo de la FGJ en coordinación con especialistas del Instituto Mexicano del Concreto y el Cemento y los consultores mexicanos de Ingenieros CMI, llevaron a cabo la extracción de cerca de 60 muestras identificadas como corazones de concreto. 

“Para esta semana se inician los trabajos de marcaje y corte para el desmantelamiento de las estructuras, a efecto de realizar pruebas de laboratorio de los elementos metálicos especialmente acero, que contienen dichas estructuras del tramo colapsado”, señaló el también coordinador de asesores. 

El funcionario informó que de igual forma continúa la investigación documental, luego de que el Ministerio Público se allegó de planos documentales y de la construcción, particularmente del tramo afectado, así como de la información relacionada con contratos y supervisión de obra. Agregó que también se revisarán la información contenida en los trabajos periciales de fotografía, video e informática forense practicados en la zona cero.

También señaló que el vehículo aplastado por la trabe colapsada, ya fue retirado del lugar y se trasladó a uno de los corralones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Fuente: El Universal