El municipio de Sanctórum está de luto. Siete personas sin vida y al menos cinco más con graves quemaduras es el saldo de la explosión de un polvorín ocurrida la tarde de este martes.

Cuatro cuerpos ya fueron identificados por familiares: se trata de dos hombres que respondían en vida a los nombres de Juan José M., de 21 años, originario de Tepeaca, Puebla y Raymundo P., de 34 años, originario de Sanctórum.

En tanto, dos mujeres identificadas como Viridiana S., de 26 años, vecina de la colonia Adolfo López Mateos, en Hueyotlipan y María Isabel J., de 28 años, también originaria de Sanctórum, se suman a las víctimas.

Los otros tres occisos permanecen en calidad de desconocidos debido a que sus cuerpos quedaron destrozados por la explosión. Al menos tres heridos fueron trasladados al Hospital General de Calpulalpan y de Tlaxcala al registrar quemaduras en un 90 % de su cuerpo y otros más fueron sacados del lugar por sus propios medios. Todos son reportados delicados de salud.

LA MOVILIZACIÓN

El fuerte estallido que cimbró a Sanctórum y municipios aledaños ocurrió en una bodega dedicada al manejo de pólvora para la elaboración de artefactos explosivos para su venta y movilizó a diferentes corporaciones policiales y de emergencia del estado de Tlaxcala y de Hidalgo.

Incluso, alarmó a vecinos que se percataron de una gran columna de humo blanco que se desprendía de la zona de polvorines de este municipio, específicamente en el sitio conocido como “Las Lloronas”, de ahí que hicieron diversos reportes al Servicio de Emergencias 911.

La Cruz Roja Mexicana, el Centro Regulador de Urgencias Médicas, la Coordinación Estatal de Protección Civil e instancias municipales acudieron para dar los primeros auxilios a las personas que trabajaban en la bodega marcada con el número 895 y cuyo permiso es el 8-93.

Tras un protocolo de “Triage”, determinaron que siete personas habían perdido la vida tras salir proyectadas por la explosión, mientras que tres fueron trasladadas a hospitales para su intervención médica y algunos más permanecieron en el lugar del incidente. No obstante, Técnicos en Urgencias Médicas de igual forma atendieron a familias de los deudos que sufrieron crisis nerviosa al presenciar los hechos.

Por su parte, Bomberos adscritos a la Secretaría de Seguridad Ciudadana laboraron para sofocar las llamas activas por el siniestro; para lo cual fue necesario el uso de al menos cinco motobombas.

Policías municipales, del Estado, elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano también acudieron al sitio y, como lo marca su protocolo, acordonaron en un diámetro superior a un kilómetro.

PGJE INICIA INVESTIGACIÓN

Al cierre de edición, el origen de la mortal explosión es desconocida; empero, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) desplegó dos ambulancias del Servicio Médico Forense con peritos especializados para el procesamiento del lugar de los hechos.

Además, el Agente del Ministerio Público inició una Carpeta de Investigación que será integrada con datos de prueba; asimismo, se hará un desglose a la Fiscalía General de la República, con sede en Tlaxcala.

Fuente: Eduardo Tlachi | El Sol de Tlaxcala