El consorcio encabezado por Alstom y Bombardier ganó el contrato para la construcción de 42 carros y los sistemas ferroviarios del Tren Maya pese a que habían sido “descalificados” por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), acompañante en la licitación.

Al adjudicar el contrato de 36,563 millones de pesos con IVA incluido, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) indicó que la propuesta ganadora fue elegida por su mejor tiempo de entrega y por tener componente nacional, ya que los trenes serán construidos en la fábrica de Alstom en Hidalgo.

No obstante, el pasado 12 de mayo, la gerencia de la UNOPS advirtió la inelegibilidad del consorcio Alstom-Bombardier por no cumplir con los requisitos de la licitación internacional.

De acuerdo con la misiva dirigida al director de Gestión Estratégica y Enlace Institucional de Fonatur, la UNOPS indicó que el consorcio no había presentado el convenio de proposición donde se detalla qué partes del contrato se encargará de cumplir cada empresa, así como la exigibilidad de cada una para el cumplimiento de sus obligaciones con el Estado.

Las empresas también incumplieron en informar el porcentaje de participación de cada una en el consorcio. Esto, de acuerdo con la UNOPS, agencia que brinda asistencia técnica al proyecto del Tren Maya, era una causal para desechar la propuesta.

En contraste, el consorcio conformado por CAF México y Rubau México sí cumplió con las bases de la licitación, pero su propuesta no fue elegida por Fonatur, ya que era más cara que la de Alstom-Bombardier por 890 millones de pesos.

Además de Alstom Transport México y Bombardier Transportation México, en el consorcio ganador participan Gami Ingeniería e Instalaciones, Construcciones Urales y Construcciones Urales Procesos Industriales, la cual se encargará de equipar al Tren Maya.

De igual forma, participará en el diseño, construcción y puesta en servicio de infraestructura para su equipamiento, como puestos de control, y prestará también el servicio de postventa para dar mantenimiento a los trenes.

De acuerdo con el Fonatur, las pruebas preoperativas del Tren Maya comenzarán en 2023.

Fuente: Forbes