Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, descartó que el tema sobre el posible financiamiento de la embajada de EU a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) sea tema de conversación durante la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y la vicepresidenta Kamala Harris.

Asimismo, detalló que México seguirá insistiendo para obtener una respuesta tras el envío de una nota diplomática al país vecino, a inicios de mayo, para explicar este presunto financiamiento a esta organización que, de acuerdo con el presidente de México, está en contra de su administración.

“No, no esperaría una respuesta de ella porque tampoco nosotros hemos puesto ese tema como un tema central en la conversación con la vicepresidenta. Eso se ve por otras vías”, dijo el canciller en la ‘mañanera’.

Además, el funcionario federal explicó que desde hace ya un tiempo Estados Unidos apoya a diversas organizaciones civiles a través de sus instituciones.

“EU lo que hace es apoyar a muy diversas organizaciones a través de sus instituciones, es una decisión de ellos. No esperaríamos que eso cambiase ni tampoco México lo ha planteado así, lo que se está planteando es que las organizaciones que reciban financiamiento de gobiernos extranjeros tienen que respetar el ámbito político interno”, remarcó.

López Obrador ha señalado que se hace entrega de dos millones 500 mil dólares a esta organización, de acuerdo con facturas que presentó en una de sus conferencias de Palacio Nacional.

Al todavía no haber recibido una respuesta, el titular del Ejecutivo lamentó que el Gobierno de Estados Unidos no haya tomado en serio la petición.

En relación a la agenda de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris llegará al país el martes a las 10:00 horas a Palacio Nacional para reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la conferencia mañanera, el canciller Marcelo Ebrard detalló que la vicepresidenta llegará al país el lunes por la noche.

A su vez, el martes se reunirá con López Obrador por espacio de dos horas, para continuar su agenda privada y regresará a su país por la tarde.

El canciller señaló que en su agenda oficial de Harris no se contempló una visita al Senado y consideró prudente que la cámara alta cancelará la invitación a la funcionaria, por lo cercano del proceso electoral.

Fuente: El Financiero