Este viernes, a dos días antes de las elecciones intermedias en México, el diario estadunidense The Wall Street Journal (WSJ) publicó un ensayo contra el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, donde se pregunta si es una amenaza para la democracia.

Así, ya son cuatro periódicos extranjeros que critican a AMLO en una semana.  Primero fue The Economist, luego Le Monde y ahora el diario alemán Die Welt porque, en su opinión y coinciden en ello, gobierna de manera autoritaria o puede ser un riesgo a la democracia o ejerce una híper presidencia, entre otros calificativos.

Escrito por David Luhjow y José Córdoba, el artículo publicado este 4 de junio, titulado: “¿Es el presidente de México una amenaza para la democracia”, los analistas señalaron que “los críticos acusan que el líder populista conocido como AMLO espera hacer retroceder el reloj de la política mexicana a la década de 1970, antes de que el país aceptara el libre comercio y las elecciones libres?”.

Para ello, citaron las opiniones de personajes como Denise Dresser, Carlos Ramírez, Leonardo Curzio, José Antonio Crespo, críticos del mandatario y al historiador Lorenzo Meyer, a quien lo tildaron de ser “un historiador simpatizante con el presidente”.

Los periodistas llamaron al presidente de México “el populista de cabello plateado” y lo criticaron porque “está tratando de cambiar de rumbo”, lo cual es, para sus críticos, como una recreación de México en su juventud, en la década de 1960 y 1970, “cuando el país era un estado de partido único con un presidente todopoderoso, un congreso y tribunales obedientes y una economía impulsada por empresas estatales, especialmente en energía.

“Fue un tiempo antes de que el país abrazara la globalización a mediados de la década de 1980 y la democracia a finales de 1990”, según los analistas.

“Es el regreso de los Tlatoani”, les dijo la “analista política Denise Dresser, refiriéndose a los antiguos reyes aztecas que comenzaron una larga tradición en México de gobernantes poderosos, incluidos virreyes españoles y presidentes mexicanos dominantes”.

Según ellos, lo diferente de López Obrador, de 67 años, “ampliamente conocido por sus iniciales, AMLO”, es cómo ha logrado dominar la vida política y económica del país no desafiando a su sistema democrático, sino explotando eso.

“Elegido por abrumadora mayoría en 2018, es, con mucho, el político más auténticamente popular que este país ha visto en una generación, con un índice de aprobación del 60% a pesar de una economía débil y una pandemia que afectó particularmente a México”, indicaron.

Citaron a “muchos empresarios y un número creciente de mexicanos de clase media” que temen que use ese poder para subvertir la democracia misma que lo elevó. 

“Incluso los presidentes del exgobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México —descrito por el novelista peruano Mario Vargas Llosa como la “dictadura perfecta”– obedecieron debidamente la Constitución mexicana al retirarse después de un solo mandato de seis años. López Obrador, por el contrario, está vaciando varias de las instituciones que limitan el poder presidencial, y a muchos les preocupa que intente permanecer en el cargo más allá de 2024, o al menos dominar a un sucesor elegido a dedo”, agregaron.

Al igual que los otros diarios, The Wall Street Journal hizo una revisión del país rumbo a las elecciones del domingo y lanzaron advertencias sobre la política económica de López Obrador que, según ellos, puede desatar una crisis económica de difícil retorno, como sucedió antes de la pandemia de covid-19, “en la que México decreció 8.5%, llevando al país a una recesión y a la pérdida 850 mil empleos”, lo cual, aseguraron, afectaría a la economía de Estados Unidos.

“Si López Obrador crea una crisis política o social, el efecto puede ser profundo, afectando desde la migración hasta la cooperación contra el crimen organizado”, opinaron.

Retomaron la decisión presidencial de no reelegir al gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, para colocar a otra persona con mayor sentido de la economía “moral”.

“Los próximos tres años estarán marcados por el incremento de la incertidumbre. El órgano electoral, instituciones autónomas, la corte, el banco central, la reforma energética, las finanzas públicas y la Constitución misma están en riesgo”, les dijo el jefe de la agencia de riesgos políticos, Integralia, Carlos Ramírez.

Igual que los otros diarios, compararon a López Obrador con Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, y Jair Bolsonaro, de Brasil, quienes, comentaron, “crearon un lazo con los pobres que sintieron que la democracia les falló en mejorar su nivel de vida”.

También le preguntaron al periodista Leonardo Curzio, crítico de López Obrador, quien consideró que el presidente se ve como el salvador de los que históricamente han sido oprimidos, con la Cuarta Transformación.

Otro citado fue el analista político José Antonio Crespo, quien consideró que “México está perdiendo lo que le tomó 30 años conseguir. Estamos retrocediendo”, comentó, pero no abundó en detalles.

Lorenzo Meyer, señalaron, considera que la idea de que López Obrador es autoritario o que planea convertirse en un dictador “esta marchita”.

“No hay ningún solo político encarcelado, el Ejército no ha actuado contra ningún oponente político, el servicio de inteligencia ha sido desmantelado y ningún periódico ha sido cerrado”, argumentó Meyer, al que los redactores del artículo citaron como “un historiador simpatizante” del presidente.

También hablaron con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, quien les adelantó que México está preparado para crecer en los próximos años gracias al Tratado con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pues los inversionistas han reconsiderado a México como un país clave en sus cadenas de suministro, “un punto que concuerda con las estimaciones de recuperación mexicana que proyectó el banco de desarrollo JP Morgan, el cual prevé un 6% de crecimiento en la economía durante 2021”, indicaron.

Fuente: Proceso