Por Abiud Hernández Leyva

-Elecciones 2021 a piso parejo.
-Morena retrocede.
-Que viene para la Coalición PAN-PRI-PRD.

En un ejercicio democrático donde los ciudadanos emitieron su voto en total libertad, quedó claro que el pueblo manda y que cuando decide tachar su boleta lo hace de forma pensante con visión a un futuro del país. Este domingo demostró que el INE, es la institución más neutral que existe en México para realizar las elecciones, ante un piso parejo para todos la ley electoral se hizo presente y fue consecuencia para que los partidos políticos respetarán al árbitro en el ambiente político. Los ciudadanos mexicanos decidieron y se tiene que respetar su voto, es parte de la democracia que fortalece a la sociedad en un mundo globalizado y ante la importancia política de México en el mundo.

Morena retrocede unos escaños ante la falta de organización y el liderazgo, su falta de compromiso con los verdaderos militantes, le dio la vuelta, las traiciones fueron la pauta que marco el resultado de su retroceso. Sin un Andrés Manuel López Obrador en la boleta deja dicho que es un Movimiento que si busca mantener el interés político, debe comenzar desde su bases que en esta elección dejaron fuera, es ahí donde comenzará la transformación a partido político.

Nosotros ganamos por López Obrador” fueron las palabras del Senador Monreal en la pasada elección en una entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola en Latinus. Hoy pierden por la falta de propuestas de los candidatos y esa empatía de manera personal con el pueblo de México.

La coalición PAN-PRI-PRD, remontó en esta elección y lograron nuevamente que los mexicanos salieran a votar pero después de todo este show electoral que viene… Pues bien ya mencionaron que serán contrapeso para la gobernabilidad del presidente Andrés Manuel López Obrador y será en la cámara baja de Diputados Federales dónde se la arena políticamente hablando para observar como se va a desempeñar el trabajo de los legisladores en el rumbo del país, omitiendo que los líderes de los partidos políticos tendrán una luna de miel que medirá cuánto les durará el gusto de esta coalición antes de que vuelvan a sus lugares en la política mexicana, que hoy pasa por su peor momento ante el interés de los mismos no partidos, omitiendo el interés general de la sociedad mexicana.