Basilia Castañeda, quien denunció que Félix Salgado Macedonio abusó sexualmente de ella, envió una carta a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, pidiéndole asilo político en su país.

La afectada señaló que tras sus denuncias, las autoridades judiciales y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador le dieron la espalda.

“Bajo formalismos legales han limitado y obstaculizado el acceso a la justicia. Pero lo más grave para mí ha sido que el propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, líder fundador de Morena, me ha dado la espalda desde el primer momento, ha dicho que mi exigencia de justicia no es real”, acusó la presunta víctima.

Cabe recordar que cuando hizo su denuncia, Salgado Macedonio era el candidato a la gubernatura de Guerrero de Morena y el ejecutivo federal dijo que la acusación era parte de un truco de la oposición, demeritando a la víctima.

“Le escribo directamente, pues como he expresado desde el inicio de mi denuncia, solicito su atenta escucha para que valore la posibilidad de darme asilo en su país, pues en México, las autoridades se han negado a darme las medidas de protección básicas y urgentes”, dijo en la misiva.

Castañeda aseguró que el Presidente la ha calumniado en espacios de comunicación oficial (como las conferencias matutinas), diciendo que su denuncia fue un “asunto electoral y manipulado por intereses de otras personas”.

Aseguró a Kamala Harris, quien actualmente está en México haciendo una visita oficial, que dichas calumnias y revictimización pública, a través de medios de comunicación y redes sociales, constituyen “un riesgo real para mi integridad y mi vida en México”.

Asimismo, dijo que tras el triunfo electoral de la hija de su victimario, Evelyn Salgado, en Guerrero, teme por su vida.

“En este país que se niega a dar acceso a la justicia a las mujeres. De las diversas víctimas que han denunciado a Félix Salgado Macedonio, soy la única que se mantiene viva y con presencia pública”, aseveró.

Subrayó que las autoridades mexicanas le han negado las medidas de protección básicas y urgentes, así como el acceso a la justicia, y “al contrario de sus obligaciones, me han criminalizado y calumniado, aumentando el riesgo en el que me encuentro.”

Sin embargo, esta no es la primera vez que Basilia pide ayuda por temer que le pueda pasar algo a ella o a su familia, ya que el pasado 3 de marzo, pidió protección a mecanismos internacionales.

“Quiero decir que el daño que me están haciendo al no escuchar mi voz y al encubrimiento a las obligaciones para garantizar mi acceso a la justicia, están construyendo un contexto muy grave de violencia en mi entorno. Y que me he visto en la necesidad de pedir protección a los mecanismos nacionales e internacionales para mí, para mi familia y la familia de mi esposo, así como para las abogadas que me acompañan”, señaló en un video publicado por CIMAC Noticias.

El lunes 15 de febrero, Basilia fue citada a comparecer ante el órgano interno de Morena. En esa ocasión, sin la presencia de ninguno de los cinco integrantes de la Comisión y por cerca de cuatro horas, Basilia relató la violencia de la que fue víctima hace 22 años. Allí se enfrentó a cuatro abogados del político que intentaron interrogarla para echar abajo su testimonio.

Fuente: Infobae