Las fuerzas políticas que integran la Comisión Permanente manifestaron su disposición para abrir una nueva etapa en el país que promueva la unidad nacional, el diálogo y la construcción de acuerdos.

Como parte del debate de la agenda política, legisladoras y legisladores destacaron que los resultados de la pasada jornada electoral son un llamado a dejar atrás la polarización y a construir agendas comunes en beneficio del país.

Por Morena, el senador Martí Batres Guadarrama agradeció la confianza ciudadana en favor de la coalición liderada por su partido. Diversos actores, denunció, han intentado regatear el reconocimiento de esta victoria; sin embargo, se trata de un triunfo democrático ganado contra partidos de oposición, medios de comunicación, organismos empresariales, órganos autónomos y hasta instituciones internacionales.

Como mayoría, dialogaremos con las demás fuerzas políticas, pues cada una de ellas debe escucharse. Construiremos los acuerdos y los consensos para lograr las reformas constitucionales que el país necesita, apuntó.

Su compañera de bancada, la senadora Imelda Castro Castro aseguró que se abre una nueva etapa en el país para el diálogo y el reconocimiento de la pluralidad en la construcción de un nuevo régimen político.

Afirmó que está claro que la Cuarta Transformación ha pasado esta aduana electoral para consolidarse y anunció que se convocará a la unidad nacional en el país, en las Cámaras y en los distintos Poderes.

El senador Damián Zepeda Vidales, de Acción Nacional, denunció que el Gobierno Federal ha orquestado una campaña de mensajes de odio, lo que ha provocado que nuestro país esté dividido. “México no está reaccionando bien a este mensaje de división, ojalá que, con esa confianza que se les dio, hagan las cosas diferentes”.

Reconoció que la oposición no tuvo un gran avance, pues la Cámara de Diputados queda con una conformación casi igual; Morena sigue sin tener mayoría calificada, pero la ha construido al negociar con otros partidos. En este sentido llamó a los legisladores de oposición a “estar a la altura de las circunstancias, pues no se pueden seguir doblando, eso tiene que acabar aquí y ahora si queremos que México construya de manera positiva”.

En su turno, el senador Noé Castañón manifestó que la ciudadanía expresó que es con civilidad y alta participación como se debe entender la democracia. “En Movimiento Ciudadano -subrayó- festejamos la jornada electoral ejemplar, por la civilidad de quienes prefirieron corregir la plana”.

Expresó que hoy se tiene una nueva oportunidad de construir una nación en cohesión, dejar atrás la polarización y las diferencias que tanto daño nos han hecho para construir un país como lo exige la ciudadanía que se movilizó en las urnas.

A su vez, el senador Israel Zamora Guzmán, del PVEM, hizo un reconocimiento a la alta participación ciudadana que se registró en el proceso electoral y pidió a los actores políticos respetar los resultados. Dijo que las diferencias e inconformidades se deben ventilar en los órganos establecidos por la ley.

Por otra parte, resaltó la visita de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, pues es una muestra de la voluntad de ambos países para reconstruir una buena vecindad e impulsar temas en materia de seguridad, migración y economía.

La senadora de Encuentro Social, Elvia Marcela Mora Arellano denunció que el árbitro electoral no estuvo a la altura, no sólo porque fue parcial, sino porque a pesar de los 27 mil millones de pesos que costó la elección, fue necesario recurrir a los votantes formados para instalar las casillas.

Pero lo que sí nos deja la jornada del 6 de junio, acotó, es el retrato de un país donde es posible sufragar libremente y la imagen de un mosaico de perspectivas políticas que deben enriquecernos.

Del Grupo Parlamentario del PRD, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa señaló que los resultados de la jornada electoral llaman a las fuerzas políticas al diálogo y a dejar atrás la confrontación permanente para construir agendas comunes para lograr el desarrollo sostenido del país.

El legislador precisó que se trata de colaboración y no de cambiar convicciones, pues es necesario encontrar los acuerdos que permitan a México superar todos los retos que hoy enfrenta.

Ante las afirmaciones entre vencedores y vencidos, el diputado Juan Carlos Romero Hicks, del Partido Acción Nacional, llamó a recordar las cuatro crisis simultáneas que enfrenta el país en salud, economía, inseguridad, así como en corrupción y problemas de gobernanza. Son tiempos de humildad, prudencia, sensibilidad e inclusión, apuntó.

El diputado José Gerardo Fernández Noroña, del PT, dijo que en la elección se refrendó el triunfo de la Cuarta Transformación, al ganar 12 de 15 gubernaturas y, precisó, no se quitó la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, pues no se tenía.

Por el PRI, la diputada Claudia Pastor Badilla destacó la participación ciudadana en momentos de pandemia. La ciudadanía ratificó que le importa la democracia y demostró que quiere contrapesos y que no le gusta la polarización. Los partidos de oposición mostraron que se pueden hacer de lado las diferencias y construir un mejor futuro para México.

La diputada Fabiola Raquel Loya Hernández, de Movimiento Ciudadano, destacó que en la nueva conformación de la Cámara de Diputados habrá una mayor pluralidad que demandará consensos. Se eligió el mayor número de mujeres en cargos de poder, quienes tendrán la responsabilidad de cumplir con el sector que representan y hacer avanzar la agenda de igualdad sustantiva, subrayó.