México y El Vaticano refrendaron sus ideales de lucha a favor de los pobres, enfermos y desfavorecidos.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, dirigió un mensaje al secretario del Estado Vaticano, Pietro Parolin, quien visita México.

“Le compartí la simpatía y respeto del pueblo de México y su Presidente a la lucha del Papa Francisco por l@s pobres, enferm@s y desfavorecid@s. Bienvenido!!!”, tuiteó el canciller.

En un mensaje, el canciller expresó que nuestro país valora el carácter transformador del papa Francisco por poner en en primer lugar a los menos favorecidos.

En un acto llevado a cabo en la Nunciatura Apostólica, Ebrard Casaubón mencionó que el papa Francisco “también busca soluciones a temas fundamentales”.

Citó que tanto el gobierno de México como el Estado Vaticano tienen temas de interés en común como son los derechos humanos y la migración, entre otros.

A su vez, el secretario de Estado de la Santa Sede hizo un llamado al gobierno mexicano a transitar hacia una laicidad positiva y constructiva. Es necesario, dijo, que se deje definitivamente atrás la histórica oposición entre la Iglesia y Estado.

“Doscientos años después de este hecho histórico es legítimo y oportuno hacer un balance. Pero es todavía más necesario dar un renovado impulso a la visión, a los valores y a los sentimientos que animaron desde adentro ese proceso histórico”, expresó.

El cardenal Parolin aseguró que el nuevo principio de laicidad no debe entenderse como una oposición entre la esfera religiosa y la esfera secular.

Monseñor Parolin visitó México para presidir la ceremonia de ordenación episcopal del sacerdote mexicano Fermín Sosa, quien ha sido nombrado por el Papa Francisco como Nuncio Apostólico en Papúa Nueva Guinea.

Fuente: siete24