El diputado Ignacio Mier Velazco, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, convocó a las y los ciudadanos a participar el próximo 1 de agosto en la Consulta Popular que se llevará a cabo en todo el país, “ya que con su voto se determinará si los expresidentes de México deben ser llevados a juicio o no”.

A través de un comunicado recordó que es importante que los ciudadanos expresen su opinión y contribuyan para que en el país haya justicia por delitos en los que pudieron haber incurrido durante su gestión los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

“Es un paso sustantivo para acabar con la impunidad y demostrar que la ciudadanía y el país han madurado democráticamente. Como nunca en la historia de México hoy el pueblo tiene un enorme peso en las decisiones y debemos aprovechar este importante momento”, expuso el diputado federal.

Mier Velazco explicó que la pregunta será sencilla: sólo bastará que los ciudadanos respondan: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”

El legislador poblano consideró como un gran avance que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya resuelto consultar al pueblo, porque eso es la verdadera esencia de la democracia, garantizada en el artículo 39 constitucional, que señala que el poder dimana del pueblo y se instituye para su beneficio.

Afirmó que es un timbre de orgullo que ciudadanas y ciudadanos se hayan organizado para recolectar las firmas que se requerían para solicitar la consulta popular.

Asimismo, señaló que es totalmente lógico que los partidos de oposición critiquen este ejercicio ciudadano, porque la supuesta democracia que defienden y promueven se basa solamente en la búsqueda del poder sin tomar en cuenta realmente al pueblo.

“En realidad les da miedo que el pueblo cada vez sea más informado y maduro, por eso intentarán a toda costa evitar que la gente se pronuncie para hacer justicia. Quieren continuar con la impunidad, pretendiendo que a la gente se le olvidará pronto todo el robo y corrupción que hubo en el pasado”, insistió.

Finalmente, confió en que el próximo 1 de agosto será una fiesta nacional y nuevamente las y los ciudadanos darán muestra del poder de decisión.