El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los líderes del crimen organizado pueden seguir de “fantoches” mientras no sean capturados, pero ya no mandan. Y aseguró que ya no les será tan fácil cooptar autoridades o reclutar jóvenes.

Durante la inauguración de un cuartel de la Guardia Nacional, en Pitiquito, Sonora, el mandatario dijo que a diferencia de otras administraciones, en su Gobierno existe una nueva ideología de que los funcionarios no tienen precio.

“No llegamos con el apoyo de grupos de intereses, nuestro amo es el pueblo, nadie más, no nos importa el dinero, no tenemos precio”.

Para el jefe del Ejecutivo, “la tienen difícil los de la mafia, porque cómo le van a hacer si no tenemos precio”.

A los líderes del cárteles y crimen organizado les envió un mensaje: “pueden andar de fantoches de que son jefes, pero en tanto no se les detiene”.

Ejemplificó con el caso de la masacre a integrantes de la familia LeBaron, porque ya van 20 detenidos por ese caso de Bavispe, en el cual “se hizo justicia y así será siempre”.

Aseguró que ahora los jóvenes del país tienen más oportunidades para no ser reclutados por los cárteles, “les va a costar trabajo al crimen enganchar a los jóvenes”.

Fuente: 24 horas