El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado la madrugada de este miércoles. Hombres armados irrumpieron en su residencia en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moïse, para recibir cuidados médicos, según un comunicado leído por Joseph en la radio. 

Esta mañana mismo, a la una de la mañana, 7 de julio, un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas”, dijo el primer ministro interino.

Joseph llamó a la población a la calma y aseguró que la “situación de seguridad del país está bajo control”. Asimismo condenó el magnicidio, que calificó como “un acto de barbarie”.

El asesinato ocurre dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, comicios en los que Moïse no podía ser candidato.

Para la misma fecha Moïse había convocado a un referéndum para aprobar una nueva Constitución, proyecto que no contaba con el apoyo de la oposición ni de la comunidad internacional.

El pasado 7 de febrero, Moïse denunció que la oposición, con el apoyo de jueces, tramaban un golpe de Estado.

Fuente: Proceso