El Instituto Nacional Electoral (INE) conoció los últimos resultados preliminares que presentaron diversas organizaciones que participaron durante el Proceso Electoral 2020-2021 como observadoras electorales a partir de experiencias regionales y enfoques transversales.

En esta tercera sesión participaron Alianza Cívica Nuevo León; Centro de Investigación y Desarrollo de Políticas Públicas; Comisión Mexicana de Derechos Humanos; Gesoc, Agencia para el Desarrollo; Organización Fuerza Ciudadana; Participación Ciudadana; Táctica Ciudadana y Transparencia Mexicana.

Ante la presencia de las y los consejeros electorales, las organizaciones compartieron los resultados que encontraron relacionados con las propuestas y su vinculación con los Objetivos del Desarrollo del Milenio, las condiciones que limitan los derechos políticos de las mujeres y los jóvenes.

También plantearon una serie de observaciones referentes al fortalecimiento y mejora de diversos procesos relacionados con la implementación de la urna electrónica, los protocolos sanitarios, análisis de riesgo de corrupción en procesos electorales, así como la compra y coacción del voto.

El Consejero Martín Faz aseguró que el INE no podría entenderse sin los ejercicios de observación electoral como los que hoy culminan con un ejercicio no sólo cuantitativo, sino cualitativo sobre distintos procedimientos que se ejecutaron en estos comicios como una vía para su mejoramiento. 

Abundó que uno de los elementos de gran ayuda que tendrá la observación en esta ocasión será determinar la eficacia de las medidas afirmativas en las cuales, reconoció, “el fantasma de la simulación todavía ronda en muchos casos”, a la par que es necesario enfocarse en mejorar la calidad de la información que por primera vez fue obligatoria presentar por parte de los candidatos.  

El Consejero Faz señaló que donde coinciden las distintas organizaciones que participaron en la observación es en lo relacionado en la necesidad de un cambio normativo que se enfoque en mejorar la calidad de las elecciones, así como lograr que la reelección se convierta en un mecanismo auténtico de rendición de cuentas. 

Respecto del voto electrónico, ya sea por internet o a través de las urnas electrónicas, estimó que el tema será un elemento de gran discusión para definir su confiabilidad y seguridad, al igual que la irrupción de las redes sociales en las campañas electorales ante la ausencia de normas claras en ambos casos.

“Tendremos que ver la forma en cómo las organizaciones de la sociedad civil puedan constituir una agenda con temas específicos en conjunto con el INE para ver qué estrategias realizar para que esta observación dé insumos suficientes para esta reforma legal que sin duda vendrá”, refirió.

En su oportunidad, el Consejero Uuc-kib Espadas agradeció la presentación de los informes preliminares que se realizaron durante los últimos tres días y de los cuales se lleva muchas reflexiones e ideas por concretar. 

Agregó que, sin duda, provocar la reflexión es un producto natural de los ejercicios de observación que se realizaron durante los comicios de este año por parte de las 25 organizaciones que contaron con el respaldo del Fondo de Apoyo a la Observación Electoral (FAOE) 2021.