El país bajo el mandato de Andrés Manuel López Obrador y sus estructuras gubernamentales se encuentra invadido por la plaga del narcotráfico, publicó este domingo el diario francés Le Monde, en un artículo titulado “México, bajo el creciente dominio de la mafiocracia”, firmado por Frédéric Saliba, corresponsal del rotativo desde hace 11 años.

“Las elecciones de junio dieron lugar a una avalancha de delitos. Para asegurar la protección política a su narcotráfico, los cárteles de la droga han derramado sangre no solo para infiltrarse un poco más en el estado, sino también para gobernar con él”, se lee en la nota de su portal electrónico, aunque disponible solo para suscriptores.

En el texto, el también autor del libro Les Mexicains, Passionels, se refiere al asesinato de Alma Rosa Barragán, “dirigente empresarial” que se postulaba para la alcaldía de Moroleón en el estado de Guanajuato, y que fuera asesinada a sangre fría frente a los asistentes a un mitin el 25 de mayo.

“La escena, inmortalizada por un video que circula en las redes sociales, arrojó una dura luz sobre la increíble violencia que ha jaloneado este proceso electoral como ningún otro. Para influir en el resultado, los cárteles de la droga han blandido miedo y derramado sangre. Métodos que, sin embargo, son sólo la parte visible de la ‘narcopolítica’ mexicana, cuyas redes en expansión dan a esta república federal un aire de “mafiocracia”.

El pasado 6 de junio, las elecciones federales buscaban renovar los 500 escaños en la Cámara de Diputados, quince de los 31 cargos de gobernador y elegir a más de 20 mil funcionarios locales -entre ellos, 2 mil alcaldes. Según el recuento del diario francés, el ejercicio habría costado la vida a 36 candidatos, en tanto que un total de 143 políticos habrían sido asesinados desde el inicio del proceso electoral, el 7 de septiembre de 2020.

El término de “mafiocracia” ha sido utilizado en reiteradas ocasiones por estudiosos como Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia, quien ha criticado a México por sostenerse con un gobierno débil y servil -o al menos vulnerable-, a los intereses de la delincuencia organizada, principalmente.

Fuente: 24 horas