El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su gobierno no hay ningún tipo de persecución política contra nadie, tras las acusaciones de Ricardo Anaya, excandidato presidencial panista.

“Ahora con este asunto de este señor, joven todavía, Anaya, víctima, acusándome a mi, está como para decirle: ‘¿yo por qué? Yo no te mandé a que hicieras esas cosas. ¿No te diste cuenta?, ¿pensabas que no iba a suceder nada?’”, planteó el presidente de la República.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario explicó que el citatorio que se le envío a Ricardo Anaya para comparecer en el Reclusorio Norte por el caso Odebrecht surgió por una denuncia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

López Obrador recordó que Lozoya Austin dijo que él entregó –cuando era director de Pemex– dinero a legisladores y dirigentes de partidos para que dieran su voto para la aprobación de la reforma energética.

En dos videos que compartió en sus redes sociales, el excandidato presidencial Ricardo Anaya acusa al presidente López Obrador de querer encarcelarlo.

“¿Sabes dónde se llevaría a cabo el final de la audiencia? En el reclusorio Norte, en las instalaciones de la cárcel, y aquí dice los delitos que me acusan. ¿Sabes cuantos años de cárcel suman los delitos que me acusa la fiscalía de López Obrador? ¡30 años de cárcel! Menos mal que no hay persecución política y que no es tu fuerte la venganza Andrés Manuel, si no imagínate”, dijo el panista en un video.

Al respecto, el presidente López Obrador insistió en que su administración no persigue a nadie.

“No hay persecución para nadie, no es mi fuerte la venganza. Lo de este señor Ricardo Anaya, lo que tiene que hacer es enfrentar el proceso, y si es inocente presentar las pruebas y defenderse con la verdad, pero que no me eche la culpa a mí”, dijo.

No estoy preocupado por quién será el próximo presidente

Ricardo Anaya ha asegurado que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo quiere “fregar a la mala” con una investigación judicial en su contra, a fin de evitar de que sea candidato a la presidencia de la República en 2024.

El presidente López Obrador rechazó esa versión y dijo que ni si quiera está pensando en quién será el que lo sustituya en tres años.

“Como si yo estuviese preocupado desde ahora quién va a ser el próximo presidente”, ironizó.

Fuente: expansión política