La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, afirmó que una actividad fundamental para la LXIV Legislatura fue promover una agenda en materia de paridad y avanzar en igualdad sustantiva, por lo que hizo votos para que se dé continuidad a ese trabajo.

En la presentación del “Libro Blanco en materia de Igualdad de Género. Acciones Estratégicas”, la diputada resaltó que la LXIV Legislatura es reconocida como de la Paridad, porque consumó el anhelo de las mujeres que abrieron el camino para participar en todos los sectores de la sociedad en un plano igualitario, al haber alcanzado la integración casi paritaria de la Cámara con 48.2 por ciento de mujeres en las diputaciones federales, es decir 241 de las 500 curules. 

Agregó que en esta Legislatura se promovió una agenda a través de un grupo plural de legisladoras y las integrantes de la Comisión de Igualdad de Género, quienes presentaron iniciativas y procesaron dictámenes y minutas. “En este libro se hace una relación y particularmente se especifica el estado que guardan, para que puedan continuar su trámite legislativo en la próxima Legislatura”.

La diputada Sauri Riancho reconoció que, si bien los avances alcanzados en la Cámara de Diputados son significativos y abonan a la meta de tener un Poder Legislativo paritario, “hacemos votos para que se dé continuidad a lo realizado desde la LVII Legislatura, cuando se conformó la primera comisión responsable de impulsar las acciones legislativas para la igualdad de género”.

Precisó que la Mesa Directiva, junto con las secretarías General, a través de la Unidad para la Igualdad, de Servicios Parlamentarios, el Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género y el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales, elaboraron el Libro Blanco que concentra las acciones realizadas por la actual Legislatura para la incorporación de principios de igualdad de género y marca una ruta para dar continuidad al trabajo realizado.

Explicó que en el cuerpo de este documento hay recomendaciones que permitirán dar un punto de partida a las y los legisladores que integrarán la LXV Legislatura y retomar, en conjunto, las acciones que se consideran la base para marcar el ritmo que requiere una legislatura paritaria. 

El Libro Blanco, continuó, está integrado por 6 capítulos ejecutivos y 7 anexos, que tienen el propósito de trazar un mapeo institucional respecto de las acciones tomadas en la Legislatura de la Paridad. 

Además, en el libro se realiza un balance de la integración del Pleno, de los Órganos de Gobierno y de las comisiones permitiendo observar cómo iniciaron y cómo concluyeron en su conformación. 

Sobre la Agenda Legislativa, añadió, se presenta un mapeo del trabajo legislativo en materia de igualdad de género y en sus anexos se podrá encontrar a detalle los 20 asuntos que lograron publicarse en el DOF, las 73 minutas pendientes en el Senado, las 10 minutas pendientes en la Cámara de Diputados, los 11 dictámenes que no lograron pasar al Pleno y que serán remitidos a las comisiones en calidad de proyectos, así como las 320 iniciativas turnadas a comisiones que no fueron dictaminadas. 

El capítulo 3, agregó, establece el marco normativo interno y políticas de la Cámara de Diputados en materia de género; el capítulo 4 refleja la experiencia del Grupo Plural por la Igualdad Sustantiva durante esta Legislatura y el capítulo 5 contiene las buenas prácticas para la Igualdad de Género impulsadas en esta Legislatura.