El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en la desaparición de la llamada Iniciativa Mérida, que buscaba fortalecer la seguridad en México mediante el apoyo de Estados Unidos, pues dijo que su gobierno apostará por el desarrollo social y la creación de empleos.

En La Mañanera, el mandatario sostuvo que anteriormente se buscaba resolver las crisis y la migración mediante la violencia o la represión, sin embargo, esto ha cambiado, pues la cooperación y la relación con el gobierno estadunidense se ha fortalecido.

“Durante años fue el llamado plan Mérida, fíjense cómo querían resolver el problema: entregándonos helicópteros artillados, ¿para que queremos nosotros esos? Ya hasta estamos proponiendo que desaparezca ese llamado plan Mérida y que toda la cooperación tenga que ver con el desarrollo, con el bienestar del pueblo”, reiteró.

Señaló que la “situación difícil” que enfrentan países como Guatemala, Honduras y El Salvador, no se puede resolver con medidas coercitivas, sino que se tienen que atender las causas. Por ello, se está buscando convencer al gobierno de Estados Unidos para que se invierta en el desarrollo de Centroamérica y que, de esta manera, la gente tenga opciones de trabajo y sea “feliz donde nació, donde esta su familia”.

López Obrador recordó que también se trabaja en un programa de visas temporales de trabajo, para que los ciudadanos latinoamericanos puedan trabajar en Estados Unidos y Canadá. Además, mediante el programa Jóvenes Construyendo el Futuro se ha dado empleo a un millón 800 mil jóvenes como aprendices, y que se busca extender a América Central.

“Tenemos muy buena relación tanto con republicanos con demócratas. Ese es nuestro planteamiento de fondo: producir más en toda América y cambiar la política que se ha venido implementando desde hace mucho tiempo. (…) Ese era el plan migratorio, no queremos eso y afortunadamente hay sensibilidad, nos han escuchado”, apuntó.

Desde mayo del año pasado, el Presidente informó que su gobierno ya había previsto la desaparición de la Iniciativa Mérida, al igual que los recursos proporcionados por Estados Unidos para fortalecer la seguridad en el país, y buscar que sean destinados al desarrollo.

De acuerdo con el mandatario, la cooperación que el país necesita con Estados Unidos es para el desarrollo, no para fines militares. Desde entonces, dejó claro que su administración no quiere apoyo para el uso de la fuerza, sino que la inversión se dedique a actividades productivas.

Incluso, en noviembre pasado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que para el gobierno mexicano la Iniciativa Mérida quedó sin efectos pues el país no ha solicitado armas ni helicópteros al país vecino del norte.

Fuente: Milenio