La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, afirmó que se debe tener presente de forma permanente que los derechos humanos, y en particular los de las mujeres y las niñas, no se conquistan de una vez y para siempre.

“Si no, veámonos en el espejo de las mujeres y las niñas de Afganistán. Veamos que es posible, por circunstancias totalmente ajenas a las vidas de millones de mujeres y niñas afganas, que sus derechos sean anulados. Desde aquí quiero hacer una propuesta: que el avión presidencial se vaya a Qatar a buscar al mayor número de mujeres y niñas afganas para traerlas a México”, señaló. 

Al participar en el “Encuentro de gobernadoras, diputadas federales y locales, presidentas municipales y alcaldesas electas en 2021”, realizado por el Inmujeres, la diputada Sauri Riancho consideró que este es un evento de paso de estafeta, el cual es fundamental en la lucha de las mujeres “porque sabemos que tenemos un tramo de responsabilidad con las que estuvieron antes que nosotras y a la vez responsabilidad con las que vendrán”. 

Un tramo, añadió, donde los obstáculos están siendo vencidos, y “no podemos en ningún momento dar por terminada la tarea”. 

En el evento realizado en Los Pinos, Sauri Riancho recalcó que este paso de estafeta “quiero que signifique en términos del Poder Legislativo la posibilidad de continuar el trabajo realizado por esta LXIV Legislatura que está por concluir”, la cual, dijo, “nos hemos denominado la Legislatura de la Paridad porque somos 241, de 500 mujeres que hemos estado participando en hacer leyes que cambien la vida”. 

Precisó que en esta Legislatura, además de las dos mujeres que han encabezado la Mesa Directiva, 20 mujeres presiden las comisiones. Destacó el trabajo realizado por la Comisión de Igualdad en la Cámara de Diputados que, junto con la Comisión del Senado de la República, han logrado generar un gran número de iniciativas que, finalmente, han sido publicadas en el Diario Oficial y tienen vigencia.

Resaltó que la reforma constitucional en materia de paridad en todos los órganos del Estado mexicano fue el anclaje que permitió que el Instituto Nacional Electoral estableciese a los partidos políticos la obligación de presentar candidaturas paritarias, y siete mujeres al menos fueron candidatas de todas las fuerzas políticas en contienda. 

Refirió que la reforma constitucional sobre el derecho al cuidado y el Sistema Nacional de Cuidados está siendo discutida en el Senado de la República, y una vez que sea aprobada, pasará al Constituyente Permanente de los estados para volverse norma y obligación del Estado mexicano para construir este Sistema, el cual “es tan revolucionario” como fue, en 1953, “que las mujeres votáramos en las elecciones y pudiéramos ser electas”.

Sostuvo que hacer memorias implica también un gran compromiso y “hacernos conscientes de que lo tenemos con miles, millones de mujeres y niñas que en este momento nos están viendo como ejemplo, como imagen de lo que ellas un día pueden llegar a ser”. 

Deseó “que les vaya muy bien a todas ustedes en sus distintos puestos. Recuerden que nadie nos lo regaló, lo hemos ganado duramente y tenemos la responsabilidad de que en un futuro cercano otras mujeres, por vernos a nosotras, por ver nuestra capacidad, nuestra entrega, nuestra dedicación, también aspiren a estar donde nosotras en este momento nos encontramos”, puntualizó la presidenta de la Cámara de Diputados.