La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, pidió a los alcaldes electos de oposición no hacer “un circo” en la política local, luego de que la mañana de este martes le exigieran una disculpa y una reunión urgente tras el enfrentamiento que sostuvieron con policías capitalinos el lunes.

En una rueda de prensa esta tarde, Sheinbaum pidió a los futuros funcionarios, agrupados en la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX), que esperen hasta que se den los encuentros que tendrá con cada uno de ellos los días 2, 3 y 6 de septiembre.

“No se puede hacer de la política un circo, ellos están llamados a una mesa de trabajo uno a uno, desde la oficina les llamamos hace varios días y nos vamos a reunir con ellos”, dijo, tras ser cuestionada sobre el posicionamiento emitido por UNACDMX.

Acerca de los hechos del lunes, Sheinbaum lamentó el enfrentamiento entre los policías y los alcaldes electos en las inmediaciones del Congreso capitalino, y anunció que habrá una investigación a fondo.

Sin embargo, cuestionó la forma en la que se llegó al enfrentamiento con los uniformados, cuando los futuros funcionarios pudieron llamar a la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, la panista Patricia Báez, o en su defecto, al secretario de Gobierno, Martí Batres, para poder ingresar sin problemas al recinto legislativo.

Sheinbaum aseguró a periodistas que los llamados al diálogo de los alcaldes electos no tienen razón de ser, debido a que ya existe una cita con cada uno de ellos, incluso antes de su toma de protesta.

Adelantó que estas reuniones serán de una hora por cada alcalde electo, ya sea de oposición o de Morena, y se efectuarán a partir del jueves 2 de septiembre. Los encuentros serán individuales y no en grupo, dado que cada alcaldía tiene sus propias problemáticas.

“Hay que dedicarse a gobernar, ellos ya van a entrar en un mes, las puertas del gobierno de la ciudad, están ya fijadas las fechas y a partir de ahí van a trabajar con secretarias y secretarios de gobierno”.

En respuesta al presidente nacional del PAN, Marko Cortés, quien exigió la renuncia del secretario de Gobierno, por los hechos de este lunes, la jefa de gobierno dijo que no hay razón alguna para que esto ocurra.

En su intervención en la rueda de prensa, el secretario Batres cuestionó la falta de comunicación entre los alcaldes electos y los diputados de sus respectivas bancadas, aun cuando ya existían acuerdos entre los diferentes partidos para el desarrollo de la sesión extraordinaria del Congreso capitalino y los temas que ahí se iban a tratar, incluidas las reformas a la ley de seguridad en materia de homologación de cuerpos de policía. Dicha legislación fue el punto de origen del conflicto.

“Qué culpa tenemos de esa falta de comunicación y de coordinación de quienes forman parte del mismo partido político”, resaltó el secretario.

Fuente: expansión política