Lavarse la manos ofrece grandes recompensas en términos de prevención de infecciones y enfermedades. El IMSS recuerda a la población llevar a cabo este hábito las 24 horas del día e integrarlo al día a día para erradicar el coronavirus.

Esta sana práctica reduce considerablemente el riesgo de contagio ya que con frecuencia las personas se tocan los ojos, la nariz y la boca sin darse cuenta. Es recomendable lavarse las manos con jabón o aplicarse alcohol gel, ya que clínicamente es la forma más eficaz de eliminar los microbios.

Un adecuado lavado es la frotación vigorosa de las manos previamente enjabonadas, seguida de un aclarado con agua abundante, con el fin de eliminar la suciedad, materia orgánica, flora transitoria y residente.

Cuando las manos no estén sucias a la vista, es recomendable usar solución en gel con un 70 por ciento de alcohol, el “tallado” debe durar entre 20 y 30 segundos, la manera de hacerlo es colocar el producto en la palma de la mano, y luego proceder de la siguiente manera:

● Frotarse las palmas de las manos entre sí.

● Frotar la palma de una mano contra el dorso de la otra y viceversa.

● Frotarse el dorso de los dedos de una mano con los de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

● Frotarse con un movimiento de rotación cada pulgar, rodeándolo con la palma de la mano opuesta.

● Frotarse la punta de los dedos de una mano contra la palma de la otra y viceversa.

● Una vez secas, las manos están seguras.