Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, aseguró en Del Río, Texas, que las fronteras están cerradas a migrantes haitianos que intentan entrar al país.

“Las fronteras no están abiertas, las personas no deberían hacer este peligroso viaje, individuos y familias están sujetas a restricciones fronterizas, incluidas la expulsión, al migración irregular supone un gran riesgo para la salud y bienestar de comunidades fronterizas y para la salud de los migrantes”, dijo Mayorkas.

Mayorkas hizo estas declaraciones después de recibir la última actualización de las autoridades migratorias sobre la situación en esa localidad del sur de Texas y fronteriza con Ciudad Acuña, en México.

ayer domingo, Estados Unidos deportó a haitianos que acampaban en un pueblo fronterizo de Texas de regreso a su país e intentó impedir que otros cruzaran la frontera desde México en una demostración masiva de fuerza que marcó el comienzo de lo que podría ser una de las expulsiones más rápidas y a gran escala de migrantes o refugiados en Estados Unidos.

Más de 320 migrantes llegaron a Puerto Príncipe en tres vuelos, y Haití dijo que se esperaban seis vuelos el martes. En total, las autoridades estadounidenses tomaron medidas para expulsar a la mayoría de los más de 12 mil migrantes que acamparon alrededor de un puente en Del Río, Texas, después de cruzar desde Ciudad Acuña, México.

Estados Unidos planea llevar a cabo siete vuelos de deportación diarios a partir del miércoles, cuatro a Puerto Príncipe y tres a Cabo Haitiano, según un funcionario estadounidense que no estaba autorizado a discutir el asunto públicamente. Los vuelos continuarán saliendo de San Antonio, pero las autoridades pueden agregar El Paso como punto de partida, dijo el funcionario.

Fuente: Latinus