El Instituto Nacional de Migración (INM) está en plena coordinación con las autoridades de salud del estado de Chiapas, con la finalidad de proporcionar atención y establecer las medidas sanitarias que la autoridad correspondiente dicte ante la evidencia de seis casos de dengue entre integrantes de la caravana migrante que hoy partió del municipio chiapaneco de Mapastepec.

El reporte médico informa que cinco de las personas con esta sintomatología son menores de edad, uno de ellos grave con dengue hemorrágico internado en el Hospital Rural de Mapastepec; los acompañantes adultos de tres de ellos se negaron a recibir atención médica con el argumento de que la caravana continuaría su camino.

El INM se mantiene en contacto con las autoridades federales y municipales para colaborar y brindar la atención que sea necesaria a esta población en situación de riesgo.

El Instituto reitera el llamado a las personas integrantes de la caravana para que acepten la emisión de tarjetas de visitante por razones humanitarias, especialmente para los más vulnerables, como lo son las niñas, niños, adolescentes y mujeres embarazadas.