Cuba prepara el nuevo Complejo Industrial Biotecnológico del Mariel para comenzar la producción de vacunas y medicamentos contra el covid-19 a gran escala, informaron el viernes funcionarios de la industria médica.

«Queremos dedicar una parte importante de estas instalaciones a fabricar la vacuna Abdala y por lo tanto hemos decidido que va a ser el primer producto que se va a introducir», dijo el presidente de la estatal BioCubaFarma, Eduardo Martínez.

El país cuenta con tres vacunas nacionales contra el covid-19: Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus, que están a la espera de que la OMS las apruebe.

Hasta el miércoles, 7,4 millones de personas habían sido vacunadas en la isla, lo que representa el 66,3% de su población. Las autoridades informaron que cuentan con el total de dosis que requieren para inmunizar a sus 11,2 millones de habitantes y que esta planta fabricará vacunas para enviar a otros países.

Cuba registró en el último mes un descenso sostenido de contagios y de fallecimientos, con un total de 954.948 casos y 8.258 muertes desde marzo de 2020.

«Estaremos certificando la planta por el Cecmed (autoridad regulatoria cubana) a principios del próximo año», explicó de su lado Catalina Álvarez, directora del complejo.

Esta nueva planta empezará a producir en la segunda quincena de diciembre una línea de 12.000 bulbos de inmunizantes por hora y esta previsto que fabrique más de 30 millones de dosis en seis meses.

El presidente Miguel Díaz-Canel estuvo el lunes en este complejo, ubicado a 60 km de La Habana. «Aquí se investigarán, desarrollarán y producirán vacunas y medicamentos novedosos para el tratamiento de enfermedades que constituyen los principales problemas de salud de Cuba y el mundo», indicó.

Los otros fármacos que se fabricarán son contra el cáncer, enfermedades infecciosas y autoinmunes, además de la Jusvinza, un producto biotecnológico cubano que mostró gran efectividad en pacientes graves de covid-19 con hiperinflamación.

La isla empezó a exportar ya sus vacunas a Venezuela y Nicaragua y llegó a acuerdos de producción con Irán y Vietnam.

La planta biotecnológica se encuentra en el área especial de Mariel, un enclave industrial de 465 km cuadrados ubicado frente al mayor puerto del país y zona franca.

Fuente: AFP