Al considerar que Paola Félix Díaz, extitular de la Secretaría de Turismo local “le echaba ganas”, cometió un error al subirse a un avión privado, dijo Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, habló sobre la renuncia de ésta, al sentenciar que no hay privilegios para nadie.

“Eso se acabó en el gobierno de la ciudad, nada de usar aviones privados, aquí somos ciudadanos gobernando ciudadanos y nuestro objetivo, y por eso llegamos al gobierno, es que como ciudadanos actuemos como tal”, dijo en un evento de entrega de apoyos del programa de Empresas Sociales y Solidarias, en Xochimilco.

“Aquí no hay privilegios para los servidores públicos, y en este caso aunque era una servidora pública muy eficiente, que le echaba muchas ganas pues cometió un error al haberse subido a un avión privado, aquí nadie puede subirse a aviones privados”, sostuvo.

Sheinbaum Pardo recordó que hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador viaja en avión comercial, por lo que todos los integrantes del gobierno deben actuar de la misa manera.

Ayer, Félix Díaz renunció a su cargo y aseguró que no había sido detenida en Guatemala, que no ha cometido ningún acto ilícito y aceptó que viajó en un avión privado.

“Me encuentro en Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado, es falso que haya sido detenida y es falso que el vuelo lo pagó un proveedor. No he cometido ninguna actividad ilícita, pero he decidido poner a disposición de Claudia Sheinbaum mi renuncia”, escribió en redes sociales.

Fuente: latinus