La Senadora integrante de la Bancada Naranja, Verónica Delgadillo, propuso reformar la Ley General de Educación y la Ley General de Salud para incluir contenidos de salud e higiene menstrual en los planes y programas de educación que imparta el Estado, organismos descentralizados y los particulares con reconocimiento de validez oficial de estudios, así como para que las Secretarías de Educación y de Salud proporcionen de forma gratuita productos de higiene menstrual de calidad, seguros y sustentables en escuelas y centros de salud.

La iniciativa, presentada este jueves en el Senado de la República, también busca reconocer la salud e higiene menstrual como un servicio básico de salud.

En conferencia de prensa en el recinto legislativo, la senadora por Jalisco criticó que en pleno 2021 para muchas personas la menstruación sigue siendo un tabú y objeto de estigmatización, aunado a que genera violencia hacia las niñas y mujeres, pues, por ejemplo, miles de ellas no quieren ir a la escuela por miedo a ser agredidas y humilladas.

Delgadillo dijo que es importante abrir el debate en torno a la gestión menstrual en México, por lo que propuso un decálogo de nuevas reglas para la menstruación digna, para que se enseñe sobre salud y gestión menstrual en las escuelas, que se construyan políticas públicas tomando en cuenta las necesidades de las mujeres, para que se acaben los estigmas y los tabúes en torno a la menstruación, y para que la vida y salud de las mujeres estén por enicma de las ganancias de las empresas.

“Los hombres también merecen recibir esta información como las niñas de nuestro país, hombres y mujeres tener que ser formados en torno a lo que implica algo tan natural y cotidiano en la vida.

Queremos que desde la primaria se forme a niños y niñas en torno a la menstruación de manera abierta, que los niños puedan preguntar para que ya no tengan tabús y estigmas en torno a ella y que, al contrario, puedan apoya ra nuestras niñas en su empatía con la gestión menstrual y que nuestras niñas tengan todo lo que necesitan”, expresó.

“Queremos que sea un producto al alcance de las mujeres y personas menstruantes en nuestro país en diferentes sentidos, que puedan ser de acceso en las escuelas públicas, que las niñas, las adolescentes puedan adquirir productos sustentables para su gestión de manera gratuita, y también que las mujeres que así lo requieran puedan acudir a los centros de salud para solicitar este tipo de productos”.

Delgadillo refirió que hay muchas mujeres en situación de vulnerabilidad que tienen que decidir entre llevar comida a su mesa o llevar algún producto para gestionar su menstruación. “Esto no tiene que ponerse a discusión, ellas tienen que tener una menstruación digna y por eso tienen que tener acceso a estos productos”, finalizó.

La iniciativa propone reformar y adicionar la fracción X del artículo 30 de la Ley General de Educación, así como adicionar una fracción al artículo 217 y un segundo párrafo al artículo 66 de la Ley General de Salud.

Cabe señalar que dicha iniciativa complementa un esfuerzo, desde hace 5 años, cuando la Senadora Verónica Delgadillo, en ese entonces diputada federal, exigió que se pudieran comercializar las copas menstruales.