Expertos de derechos humanos de la ONU urgieron a los estados poner fin a la detención de migrantes.

Por medio de un comunicado lanzado en conmemoración al Día Internacional del Migrante que se celebra cada 18 de diciembre, la organización dijo que «las personas no deben ser tratadas como criminales solamente por cruzar una frontera nacional de manera irregular o por falta de documentación apropiada».

Además recordó que pese a que la prohibición de la detención arbitraria es una regla no derogable del derecho internacional consuetudinario, esta ha aumentado desde los años 90 del siglo pasado.

La ONU señaló que las medidas de custodia tienen un impacto negativo significativo en la salud e integridad personal de migrantes, incluyendo consecuencias adversas para su salud mental, tales como ansiedad, depresión, exclusión y trastorno de estrés post-traumático, incluso el riesgo de suicidio.

También señaló que estos riesgos se han agravado particularmente en el contexto actual de la pandemia de COVID-19.

En México la detención de migrantes rompió un récrod. Hasta octubre de 2021, la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob) detalló que tiene registro de 228 mil 115 personas migrantes que transitaban por su territorio de manera irregular y que deportó a 82 mil 627 de enero a octubre de 2021.

Con esta cifra México se acerca a las estadísticas de 2005, cuando capturó a más de 240 mil migrantes, de los que deportó a cerca de 232 mil, de acuerdo con el mismo organismo.

Fuente: agencias