Un abogado del príncipe Andrés pidió el martes a un juez de Nueva York que desestime una demanda por agresión sexual contra el miembro de la casa real británica debido a que la acusadora había «renunciado a sus derechos» tras firmar un acuerdo en 2009.

Andrew Brettler argumentó que Virginia Giuffre «había renunciado a sus derechos» de demandar a otras personas que tuvieran relación con los presuntos delitos sexuales cometidos por el difunto financiero Jeffrey Epstein.

Giuffre «liberó a una amplia categoría de individuos, incluyendo a la realeza, incluyendo a empresarios», dijo Brettler, refiriéndose al acuerdo entre Giuffre y Epstein que se hizo público el lunes.

Fuente: AFP