Después de las vacaciones de invierno y los festejos de diciembre, muchas personas han optado por realizarse una prueba ya sea PCR o de antígenos para saber si son positivos a COVID-19 o quizá sólo se trata de una gripe común.

En este sentido, con el aumento de contagios cada vez son más largas las filas en Centros de Salud, farmacias o lugares en la capital en donde realizan pruebas para detectar COVID-19 y en algunos casos, suelen ser insuficientes.

A partir de este martes a las 11:00 horas se reinstalarán módulos de pruebas COVID-19 gratuitas en las plazas comerciales Zentralia, Pabellón Universidad, Centro Comercial Santa Fe, Parque Las Antenas, Parque Vía Vallejo, Centro Comercial Perisur, Chedraui Aragón y Forum Buenavista, cuyos insumos serán dotados por los Servicios de Salud Pública de la Ciudad de México.

Asimismo, la próxima semana se habilitarán macroquioscos para realizar pruebas rápidas de detección de coronavirus, por lo que se analizan los lugares donde estarán con base al mayor número de positividad en las alcaldías.

La Secretaría de Salud de CDMX recordó que en los 117 centros de salud que realizan aplicación de pruebas se mantienen abiertos, de tal forma que la población contará con tres opciones para acudir a aplicarse una prueba COVID-19 de manera gratuita: 117 centros de salud, 8 módulos en centros comerciales, y MARSS. Su ubicación se puede consultar en https://test.covid19.cdmx.gob.mx/

Finalmente, la Sedesa refrendó su compromiso con el derecho a la salud y solicitó a la población a mantener las medidas sanitarias, y en caso de presentar síntomas, realizarse una prueba COVID-19. De resultar positiva, mantener distanciamiento social para evitar la propagación del contagio.

La mañana de este 4 de enero, Eduardo Clark Encargado de Tecnología en la CDMX, adelantó en el programa de radio Así Las Cosas que nuevamente se pondrá en marcha los macro quioscos de pruebas para la detección de coronavirus, ya que actualmente se están realizando entre 8 mil y 9 mil pruebas diarias en la capital del país.

Sin embargo, ahora se está contemplando ampliar el número de quioscos asimismo, utilizar otro tipo de pruebas que ya están disponibles para su adquisición y que no necesariamente son con tanto tiempo de utilización.

Este tipo de pruebas son las de auto aplicación a través del raspado nasal y de acuerdo con Olivia López Arellano, secretaria de Salud de la CDMX, se debe garantizar que las personas los puedan utilizar sin perder la información del auto diagnóstico.

Por otro lado, a un mes de confirmarse el primer caso de la variante Ómicron, la Ciudad de México suma 150 contagios. Así lo dio a conocer la secretaria de Salud capitalina, quien relacionó el número de casos de la variante al aumento en la aplicación de pruebas COVID-19.

Informó que en las últimas semanas se han realizado 4.9 millones de test, cifra que se elevará con la instalación de más módulos de pruebas gratuitas en lugares de alta demanda.

Fuente: Infobae