El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a empresarios del sector hotelero de la Riviera Maya para que no se opongan a un nuevo trazo que se realiza en el proyecto del Tren Maya en el estado de Quintana Roo.

Por ello, dijo que encargó el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, trasladarse al estado de Quintana Roo para dialogar con los prestadores de servicios turísticos del sureste mexicano, argumentando que ningún hotel será afectado.

“Aprovecho para hacer un llamado a los hoteleros de la Riviera Maya, que nos ayuden porque se está definiendo un nuevo trazo para el Tren Maya y ojalá cooperen, no les afecta sus terrenos, ni en la parte que tienen construida”, indicó.

En la conferencia mañanera, el titular del Ejecutivo federal explicó que el trazo del Tren Maya, se proyecta en “los espaldares” de la zona hotelera y no en la orilla del mar Caribe.

“Tenemos el tiempo encima y no podemos detenernos son obras que vamos a terminar a finales del año próximo y entonces entre más pronto esté el trazo, mejor”, señaló el mandatario.

Fuente: Proceso