La Asociación para el Control de Armas anunció hoy que el canciller Marcelo Ebrard y el Gobierno de México ganaron como “Personas del Año” por su enfoque novedoso al combate del tráfico ilegal de armas al presentar la demanda contra productores de armas en Estados Unidos el 4 de agosto en una corte de ese país.

Junto con Ebrard y el Gobierno mexicano se presentaron ocho candidaturas más en diciembre de 2021.

Al anunciar el triunfo, Daryl G. Kimball, director ejecutivo de la Asociación afirmó que “la demanda de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México en contra de empresas productoras de armas de fuego representa una importante y novedosa forma de hacer responsables a actores fuera de la ley por su papel en la violencia que ocasiona el tráfico de armas de fuego a través de fronteras internacionales”.

Hasta ahora, detalló, la estrategia de combate al tráfico de armas, que proviene principalmente de Estados Unidos se había concentrado en acciones gubernamentales de control y la sanción de consumidores de armas que desafían las leyes que regulan el sector.

La actual estrategia de la Cancillería busca que las empresas se hagan responsables de evitar que sus productos sean traficados ilícitamente a México.

Sébastien Philippe, investigador asociado del Programa de Ciencia y Seguridad Global de Princeton, y el periodista francés Tomas Statius, estuvieron en segundo lugar, en reconocimiento a su investigación sobre las consecuencias para la salud de los franceses de los ensayos nucleares atmosféricos en el Pacífico Sur.

La Asociación para el Control de Armas es una organización no gubernamental fundada en 1971 por miembros retirados del ejército y de la diplomacia estadounidense que estuvieron involucrados en los primeros esfuerzos de control y no proliferación de armas nucleares y químicas.

Desde 2007 nomina a individuos e instituciones que durante el año han avanzado en soluciones para el control de armas, la no proliferación y el desarme, y han generado consciencia sobre los riesgos que generan las armas de grueso calibre.

Fuente: 24 Horas