Francisco Garfias

“El CIDE existe porque resiste…”. La consigna, coreada en las calles por estudiantes, docentes y trabajadores de este Centro de Investigación y Docencia Económicas, empieza a tener visos de realidad. De última hora se pospuso la sesión de la Asamblea General de Asociados que había sido convocada para modificar los estatutos e imponer el nombramiento de José Antonio Romero Tellaeche como director de ese centro especializado en ciencias sociales.

Una batalla ganada por los protagonistas de la protesta, que han ocupado las instalaciones y tomado las calles para rechazar esa propuesta de cambios que se hizo sin consultar al Consejo Académico del CIDE.

Un revés a los métodos verticales y autoritarios de la doctora María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, aferrada a dejar a su incondicional Romero Tellaeche en la dirección del centro.

El pretexto para aplazar el cónclave fue que la carpeta de la sesión fue entregada siete minutos tarde al representante del Banxico, uno de los integrantes de la Asamblea de Asociados del CIDE. 

Los otros siete socios son del Conacyt, la SEP, la SCP, la Sener, la Secretaría de Economía, el Fondo de Cultura Económica y el Colegio de México.

La guerra, sin embargo, no ha terminado. Uno de los académicos que salió a la calle para defender al CIDE es Jean Meyer. Este profesor emérito del CIDE considera que la solución al conflicto está en manos del presidente López Obrador.

“El Presidente de la República, que es un político coyote con muchas horas de desierto, está demasiado aislado por los cortesanos. No se da cuenta de lo que pasa”, le dijo a Joaquín López-Dóriga en su noticiero de Radio Fórmula.

Advirtió: “Si él no le pone un alto a la directora del Conacyt, el asunto seguirá. Hoy obtuvimos no una victoria, pero sí una sorpresa agradable”, dijo, al comentar el anunciado aplazamiento.

*El CIDE es pequeño en tamaño. Su planta de profesores investigadores de tiempo completo cuenta con doctorados de las mejores universidades del mundo.

Su cuerpo estudiantil, de aproximadamente 400 alumnos, es excepcional en su combinación de mérito académico y diversidad social y geográfica.

“Si el CIDE es muy chiquito, el asunto ya está tomando proporciones mayores”, destacó Meyer

Docentes, estudiantes y trabajadores en rebeldía dicen que las reformas al estatuto general del CIDE son un “asalto unilateral y autoritario para desmantelarlo y silenciar a su comunidad académica”. Agregan que las modificaciones  que llevan la firma de Álvarez-Buylla pretenden:

1.- Reformar el proceso de designación de la Dirección General para que el Consejo Directivo del CIDE sólo “tome conocimiento”, en vez de poder votar para formalizarlo.

2.- Modificar los requisitos para ocupar la Secretaría Académica, el segundo cargo más importante de ese centro de estudios.

3.- Remover las facultades de toma de decisión del Consejo Académico –máximo órgano de decisión del CIDE–, tales como: aprobar estatutos, reglamentos, programas docentes y apelaciones…   

Álvarez-Buylla, no hay que olvidarlo, cobró notoriedad negativa cuando presentó una denuncia en la FGR contra un grupo de 31 científicos acusados de malversar dinero público.

*Es el colmo que el senador de Morena Higinio Martínez haya salido ayer en defensa de Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública, luego de que el TEPJF confirmara la multa impuesta por el INE a Morena, por cobrar el “diezmo” a los trabajadores del municipio de Texcoco.

Él fue parte del atraco a los trabajadores, a juzgar por el proyecto del INE que recién aprobó el Tribunal Electoral.

“Para guardar las apariencias, obtuvieron de los trabajadores una declaración de voluntariedad para los descuentos con el concepto de aportaciones al Grupo de Acción Política (GAP), la corriente que lideran Duarte y el propio Higinio Martínez”, decía el proyecto del INE.

El monto de los “diezmos” asciende a 13 millones 752 mil 414 pesos, pero la multa que se le impuso al partido en el gobierno no llega ni a la tercera parte: 4 millones 229 mil 225 pesos, de acuerdo con el INE.

Higinio difundió ayer  el siguiente comunicado en sus redes sociales:

“Respaldo totalmente a la maestra @delfinagomeza y rechazo de manera contundente la sucia campaña que distintos grupos han emprendido en su contra.

“La maestra Delfina es una persona intachable, honesta e incorruptible, que cuenta con el apoyo de miles de mexiquenses”, aseguró.

Tan intachable, honesta e incorruptible como él.

Publicado en excelsior