Liliana Lozada de Jesús, quien se encontraba desaparecida desde el 3 de enero, fue encontrada sin vida la noche del viernes en los límites de Tenextepec, Atlixco y Huaquechula, en Puebla.

Según los primeros reportes, la modelo de 33 años y madre de dos niños fue reconocida por la ropa que llevaba el día de su desaparición.

La última vez que fue vista, Liliana Lozada salió de su domicilio en Puebla y abordó un Didi para acudir a realizar un trabajo como modelo en Atlixco. La plataforma aseguró que el servicio de transporte se había cumplido sin reportar incidentes.

A través de las redes sociales, sus familiares iniciaron una campaña de búsqueda luego de que perdieron contacto con ella, además de que presentaron denuncia ante las autoridades.

De acuerdo con la información que se ha dado a conocer hasta ahora, el cuerpo fue hallado en terrenos de una exhacienda llamada Cocota, ubicada en el municipio de Huaquechula.

Fuente: proceso