En la Ciudad de México un grupo de arqueólogos hizo un hallazgo increíble y es que en las ruinas de Templo Mayor encontraron los vestigios de una estrella de mar endémica del Océano Pacífico.

En TwitterLeonardo López Luján explicó que el ejemplar de Nidorellia Armata, es el vestigio más completo y mejor articulado que jamás se haya visto en lo que fue el edificio principal de la antigua ciudad de Tenochtitlan.

El arqueólogo detalló que el descubrimiento fue hecho por sus compañeros Miguel Báez y Tomás Cruz.

Además explicó que la estrella de mar conocida en inglés como «choco chip», pudo haber sido importada por los mexicas desde costas que se encontraban a más de 300 km de la antigua Tenochtitlan.