A nombre del Estado mexicano, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, ofreció, de manera honesta y sincera una disculpa pública por el daño y el dolor causado hacia la familia de Silvia Arce durante estos años.

“Asumo el compromiso del Estado mexicano de trabajar para que estos lamentables hechos no vuelvan a ocurrir y no queden impunes. Lo hago en cumplimiento de nuestras responsabilidades legales, pero también por convicción, con apego a nuestras convicciones políticas y nuestros valores éticos”, reiteró.

En el Campo Algodonero de Ciudad Juárez, Chihuahua, lugar emblemático de la lucha que iniciaron madres, y cuya historia  remite a la primera sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), para incorporar la perspectiva de género en el  contexto de la lamentable desaparición de Silvia Arce y Griselda Mata, ocurrido el 11 de marzo de 1998, cuando salieron de su centro de trabajo y ya no se supo más de ellas, el subsecretario reconoció la responsabilidad internacional del Estado mexicano por la violación de los derechos a la integridad personal, las garantías y protección judiciales.

“Como Estado mexicano asumimos la responsabilidad por la violación de los derechos reconocidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), relativos al reconocimiento de la personalidad jurídica, el derecho a la vida, a la integridad personal, a la libertad personal, a las garantías judiciales y protección judicial de la Convención Americana sobre Derechos Humanos en relación con la obligación de respetar los derechos de las personas y el deber del Estado de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, de nuestra Constitución y de la Convención Belém do Pará”, sostuvo.

Refrendó también el compromiso de continuar impulsando la incorporación del enfoque de género en los protocolos de búsqueda e identificación de personas desaparecidas y el fortalecimiento y mejoramiento de indicadores sobre el acceso a los sistemas de justicia por parte de las mujeres y niñas bajo los estándares interamericanos, capacitaciones sobre el principio de igualdad y no discriminación y el deber de la debida diligencia estricta en casos de desaparición de mujeres.  

En el evento estuvieron presentes la gobernadora del estado, María Eugenia Campos Galván; el secretario general de Gobierno de Chihuahua, César Gustavo Jáuregui Moreno; el fiscal general de Chihuahua, Roberto Javier Fierro Duarte; representante de la Secretaría de Relaciones Exteriores, María Dolores Rosas Hull; y el presidente municipal de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar.

Asimismo, Evangelina Arce, madre de Silvia; Steve Atayde Arce, Luz Esmeralda Atayde Arce y  familiares, así como la representante del Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer, A.C., Ivonne Mendoza.

También representantes para la Justicia y el Derecho Internacional, y de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.