La Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León confirmó que el cuerpo encontrado en una cisterna de agua abandonada, en el municipio de Escobedo, corresponde al de la joven Debanhi Escobar.

Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, fiscal general de Nuevo León, explicó este viernes 22 de abril que la joven murió por ‘contusión profunda de cráneo’.

El fiscal expresó sus condolencias y dijo que no se descarta ninguna línea de investigación.

“Debemos destacar que el lugar donde se encontró el cuerpo tuvo previamente una inspección autorizada por el propietario, en la cual participaron elementos de la Fiscalía”, añadió.

La confirmación ocurre luego de que un día antes la Fiscalía informó sobre la localización de un cuerpo, añadiendo que el sitio (una cisterna profunda con presencia de agua) dificultó las labores de recuperación.

De acuerdo con primeros reportes, Debanhi habría caído de manera accidental en la cisterna mientras iba de regreso a la quinta en donde había asistido a una fiesta con dos amigas el pasado 9 de abril.

El rastreo hecho por las autoridades mediante cámaras de seguridad mostró a Debanhi en su camino de regreso. Sin embargo, su rastro se perdió justo después del punto donde se encuentra el depósito de agua.

Escobar fue encontrada vestida por los elementos de búsqueda por lo que se descartaría que fue víctima de alguna agresión sexual, aunque las autoridades mencionaron que se realizarían los exámenes correspondientes para conocer si Debanhi fue víctima de feminicidio o no, subrayó la fuente.

Por su desaparición, autoridades de Nuevo León detuvieron a Jesús ‘N’, un hombre de 45 años identificado por habitantes del municipio de Salinas Victoria como una persona acosadora, principalmente de mujeres.

La Comisión Local de Búsqueda de Personas de Nuevo León llegó a ofrecer una recompensa de 100 mil pesos para quien diera información sobre el paradero de la joven de 18 años.

Ante la desaparición de mujeres en Nuevo León, el gobernador Samuel García decretó “acciones urgentes y extraordinarias” para la atención a feminicidios. García aseguró que el actual Grupo de Búsqueda de la Fiscalía aumentó su número de efectivos a 200 para realizar esa tarea.

Fuente: El Financiero