A fin de eliminar toda forma de discriminación contra la mujer, especialmente en el medio rural, el pleno del Senado aprobó por unanimidad, con 112 votos a favor, dos minutas que promueven la participación igualitaria entre hombres y mujeres del campo en puestos de elección popular.  

Al presentar los dictámenes, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Micher Camarena, explicó que las y los senadores determinaron procedentes los proyectos que envió la Cámara de Diputados, porque pretenden empoderar a las mujeres del campo y hacer valer el principio de paridad para que este género participe en todos los espacios de toma de decisiones. 

El primer dictamen reforma el segundo párrafo del artículo 37 de la Ley Agraria, para que las candidaturas a puestos de elección del comisariado ejidal y el consejo de vigilancia se integren por no más del cincuenta por ciento de personas candidatas o candidatos de un mismo género. 

Además, se aumenta el porcentaje antes requerido y determina que la integración de comisiones y secretarías auxiliares del comisariado ejidal sigan esta misma regla, para que se represente a las mujeres plenamente. 

El documento explica que, de acuerdo a la Procuraduría Agraria un requisito para participar en alguno de los cargos del Comisariado Ejidal o de Bienes Comunales, así como en el Consejo de Vigilancia es ser un ejidatario o comunero reconocido, sin importar el género de la persona. 

El segundo asunto aprobado por los senadores y las senadoras reforma los artículos 4º y 32 de la Ley Agraria, para que la paridad de género sea promovida por el Ejecutivo Federal en las acciones para el desarrollo del sector rural, y que se incluya dicho principio en la elección de las personas integrantes de la comisaría ejidal. 

La propuesta, se afirma en el dictamen, contribuye a enfrentar las desigualdades entre los géneros en el sector rural, a garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y a lograr que ellas cuenten con mayor participación en la toma de decisiones.  

Por su parte, la senadora Gloria Elizabeth Núñez Sánchez, del PAN, celebró estas reformas al considerar que con estos cambios legales se les está dando voz a las mujeres del campo y garantizando sus derechos de participación en la toma de decisiones.  

En su oportunidad, la senadora del PRI, Nuvia Mayorga Delgado, consideró la importancia de estos dictámenes porque constituye la consolidación de un sistema que proporcione igualdad de oportunidades para todos. 

“En lo político a través de la participación real y efectiva, en lo económico y cultural donde la mujer indígena y la mujer afromexicana tengan acceso a títulos de propiedad, acceso a los ejidos y otras tierras, por eso es importante que la paridad que queremos aprobar sea tangible”, indicó.