El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) recibió el Reporte Final de Resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2021 (CIJ 2021) en la cual participaron más de 6.9 millones de niñas, niños y adolescentes. 

El documento presenta los resultados por grupo de edad e identidad sexogenérica, modalidades de participación, distribución geográfica, diversidad de condiciones de vida de niñas, niños y adolescentes, y participación por grupos específicos.

Asimismo, informa sobre las respuestas de las expresiones de niñas, niños y adolescentes sobre el cuidado del planeta, cuidado y bienestar y derechos humanos. Por otro lado, se dan a conocer sus propuestas para mejorar el medio ambiente en México, mejorar la escuela y el aprendizaje y para quienes les cuidan.

El Consejero Martín Faz Mora, presidente de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica, recordó que este documento es sólo el punto de partida de un conjunto de análisis, estudio y diagnósticos que deben dirigirse a la construcción de políticas públicas que atiendan los derechos de las infancias y juventudes desde una perspectiva que recupere la propia voz de esta población. 

“Se trata de un documento con una inmensa riqueza que debe ser la base para un nuevo contexto de exigencia en materia de los derechos y las políticas orientadas a las infancias y juventudes que tanta falta hacen en nuestro país”, afirmó.

Mencionó que la novena edición de la consulta del 2021 ha sido la de mayor participación, con 6 millones 976 mil 839 personas, equivalente al 17.16% más respecto del número objetivo que era 5 millones 954 mil participantes.

Una de las características de esta consulta es el uso extendido de las tecnologías de la información y comunicación; se instalaron y operaron 39 mil 288 casillas en todo el país, de las cuales 25 mil 117 fueron virtuales en espacio escolar, mil 574 itinerantes con boletas digitales, 5 mil 182 físicas en espacio escolar con boletas digitales, 6 mil 939 que funcionaron con boletas impresas y 476 en sedes del INE y de los OPL.

Se registró la participación de grupos invisibilizados por instituciones: participaron 277 mil 219 niñas, niños y adolescentes con alguna discapacidad, 29 mil 411 que viven en albergues, 14 mil 134 en situación de calle, 654 mil 054 que trabajan, de los cuales 37 mil 411 son obligados a trabajar, 416 mil 077 de grupos indígenas, 154 mil 754 afromexicanos y 1 millón 305 mil 291 migrantes.

La Consejera Claudia Zavala Pérez mencionó que en estos momentos, en la dinámica nacional, se tiene en la agenda realizar algunas adecuaciones a los planes y programas de estudio, y sería valioso que se consideraran los resultados de esta consulta.

“Lo que nos están diciendo las niñas y los niños es que hay que mejorar las formas de la enseñanza y el aprendizaje; los niños y las niñas de 6 a 9 años, nos dicen que quieren aprender contenidos de mayor interés o tener espacios de convivencia en el ámbito escolar entre pares o contar con becas en la dinámica de la enseñanza”, dijo.

Necesario seguimiento

La Consejera Carla Humphrey Jordan se pronunció por dar seguimiento con los partidos políticos para que retomen las conclusiones y aportaciones de la consulta para que éstas sean tomadas como base para futuras reformas legislativas.

“Como Instituto tenemos que dar seguimiento a qué se hace o qué ha pasado con estas opiniones de las y los niños sobre temas que les preocupan con los temas que inciden en ellos. De esta manera podremos hacer que sus opiniones tengan un impacto”, mencionó. 

La Consejera Dania Ravel Cuevas resaltó la importancia de que la niñez vaya conociendo y reconociendo mecanismos de participación para que sepan vivir y convivir en democracia.

Citó algunos datos de la Consulta como el hecho de que 44.6% de las expresiones fueron emitidas a través de Internet, “lo que es un indicador muy importante de que las y los niños de hoy son nativos digitales”  y la participación de 14,134 niñas, niños y adolescentes en situación de calle y de 29,411 personas que habitan en instituciones o albergues, “población altamente vulnerable y que merece también que su voz sea escuchada”.

Toca a los adultos genera mejores condiciones de vida

Debemos tomar en cuenta lo que dicen las niñas, niños y adolescentes, señaló la Consejera Adriana Favela Herrera. Ellos tienen propuestas muy concretas en relación con el cuidado del planeta y los derechos humanos, añadió.

“Ellos hablan mucho de cómo comunicarnos de manera efectiva con respeto y que todas las personas sean escuchadas. Al ver estos resultados podemos decir que las niñas, niños y adolescentes con muy conscientes y al tanto de lo que está pasando en la sociedad, y nos corresponde a nosotros como adultos hacer algo para que tengan una mejor condición de vida”.

El análisis que se expone en el documento es de tipo descriptivo, con respecto a las principales tendencias detectadas en las opiniones y percepciones de las y los participantes en la CIJ 2021.

Los resultados se presentan para conocimiento del público en general, la academia, las organizaciones civiles, así como las y los tomadores de decisiones en materia de políticas públicas, esperando impulsar el debate público informado y contribuir a las tareas que corresponden al Estado mexicano para garantizar los derechos de la población infantil y juvenil.

Finalmente, el pleno aprobó por unanimidad el protocolo para la adopción de medidas tendientes a garantizar el derecho al voto y a la participación ciudadana de las personas con discapacidad en los procesos electorales y mecanismos de participación ciudadana.

El protocolo está dirigido a las y los supervisores y capacitadores electorales, funcionarios de mesas directivas de casilla, así como al personal de las Juntas Locales Ejecutivas y las Juntas Distritales Ejecutivas, y a las representaciones de los partidos políticos y candidaturas independientes en los procesos electorales y mecanismos de participación ciudadana.

El objetivo es guiarles en la atención, comunicación y trato igualitario de toda la ciudadanía que participe en cualquier tipo de elección o mecanismo de participación ciudadana, a partir del principio de igualdad y no discriminación.