El senador Ricardo Monreal Ávila destacó que el comercio no reconoce ideologías ni de la necesidad de empleo, competitividad, robótica o de tecnología de la información, por lo que México tiene que expandir sus lazos comerciales con países como Brasil, pero también aprovechar las ventajas competitivas de su frontera con Estados Unidos para abastecer de bienes y mercancías al mercado norteamericano, que dejó de importar productos de China.

Durante la presentación de su más reciente libro “Inversión y Comercio para la Región de América del Norte. Los beneficios del T-MEC” detalló que, para todos estos retos, “tenemos que empezar a prepararnos”, por lo que “estoy de acuerdo con los tratados comerciales, pues México tiene que expandirse”.

Desde Ciudad Juárez, Chihuahua, el senador por Morena dijo que “la izquierda debe tener capacidad de reinventarse, y de lo que era dogma, tiene que convertirlo en práctica en beneficio de la gente; lo que era una posición inamovible, la izquierda tiene que ser capaz de consensar, de negociar, de acordar lo que a la gente la pueda beneficiar”.

Se trata, agregó, de “abandonar el dogmatismo y tratar de implementar políticas progresistas, de acuerdo con lo que estamos viviendo en el mundo”.

Ricardo Monreal reveló que antier se reunió con el embajador de Brasil, para explorar un acuerdo comercial con ese país sudamericano.

Recordó que China y Estados Unidos entraron a una guerra comercial, y la Unión Americana, que era el principal receptor de mercancías, de bienes y servicios de la nación asiática, “cerró las puertas, sobre todo en la Costa Oeste”; pero alguien tiene que abastecer a ese sector de la población norteamericana y nadie lo está haciendo.

“Ahí es donde México tiene una ventaja competitiva y comparativa; por eso digo que Chihuahua y Ciudad Juárez están destinados a generar innovación tecnológica, competitividad, mejores salarios y condiciones de vida”.

Ciudad Juárez, destacó, es la frontera que antes del T-MEC, antes del TLC, ya había demostrado que era una ciudad con comercio fluido binacional, por lo que insistió en que nuestro país está en un proceso de transición política inacabado, pero positivo.

“Creo que el presidente Andrés Manuel López Obrador está generando un cambio, que se enfrenta a diversos obstáculos e intereses”.

También reconoció que “sí hay que mejorar muchas cosas, hay que cambiar otras, hay que actuar con mayor tolerancia, yo creo en la unidad de México y creo que se puede llegar al mismo puerto con otro tipo de políticas”.