El juez primero de distrito con sede en Mérida, Yucatán, Adrián Fernando Novelo Pérez, decidió posponer para el próximo 27 de mayo la audiencia en la que definirá si concede una suspensión que detendría por tiempo indefinido las obras del Tramo 5 del Tren Maya.

Como parte del juicio de amparo 884/2022, el juez ya otorgó una suspensión provisional, ante la demanda en la cual un grupo ambientalista cuestiona la “planeación, construcción, desarrollo y/o acondicionamiento del Tren Maya”.

En este caso hay en curso al menos cinco demandas de amparo en contra de la construcción de las obras del Tren Maya que recorrerá 49.8 kilómetros de Cancún a Playa del Carmen, dentro de un esquema de construcción que tiene contemplado un trazo de mil 500 kilómetros, en una división en ocho tramos.

La audiencia incidental estaba programada para ayer, sin embargo, de acuerdo con la lista de acuerdos del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) se pospuso para las diez de la mañana del próximo 27 de mayo.

Asimismo, en la lista de acuerdos ayer se desahogó la recepción del oficio 20745/2022 “signado por el Secretario del Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, por medio del cual en cumplimiento a la solicitud que se realizó el 4 de mayo” y en el cual se informó el estado procesal que guarda un exhorto enviado a la Ciudad de México, para que esa autoridad desahogara una diligencia con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como parte del juicio de amparo.

De esta manera, las obras en el Tramo 5 del Tren Maya continuarán suspendidas hasta el tanto no se llegue a una definición del caso y se analicen los argumentos centrales en contra de la construcción, y se considere si el proyecto ha cumplido con todos los requerimientos técnicos y ambientales, ya que las organizaciones sociales han cuestionado la carencia de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Fuente: La Jornada